50 millones en avales para grandes proyectos industriales

MANU ALVAREZ

El Gobierno Vasco aprobó ayer una línea especial de avales, por un importe de 50 millones de euros, destinados a atender necesidades de financiación de grandes empresas, para proyectos concretos. Estos avales se unen a los 500 millones aprobados por el anterior Ejecutivo para la financiación del circulante de pequeñas y medianas empresas.

Fuentes del Departamento de Industria del Gobierno autónomo señalaron ayer que esta iniciativa responde a la demanda de un buen número de empresas, que por su gran tamaño no pueden acceder a los avales previstos hasta ahora, pero que cuentan con problemas de financiación. Son empresas que tienen pedidos en firme y que necesitan tesorería para afrontarlos, pero los bancos se muestran reacios a conceder la financiación. En unos casos porque el cliente ha establecido plazos de pago muy dilatados o porque hay dudas sobre la solvencia futura de quienes han realizado el encargo.

Los departamentos de Industria y Hacienda iniciarán el lunes una ronda de contactos con las entidades financieras. El objetivo es negociar las condiciones de estos créditos e intentar lograr un efecto multiplicador de los avales, aún por determinar. Esto es, que las entidades asuman una parte del riesgo crediticio, lo que permitiría aumentar la financiación final por encima de los 50 millones.

El Ejecutivo de Patxi López aprobará «caso por caso» cada una de las solicitudes de avales, que se concederán de forma directa y sin utilizar a las sociedades de garantía recíproca, después de que el Departamento de Industria elabore un informe. El Gobierno ha decidido sortear en este caso el alambicado procedimiento ideado por el gabinete de Juan José Ibarretxe para conceder avales a empresas, que ha generado numerosas protestas de los empresarios por la lentitud en las concesiones.

Según las condiciones anunciadas ayer por el lehendakari, las empresas que sean beneficiadas por estos avales, deberán comprometerse a establecer un plan de pagos «razonable» para sus proveedores, al tiempo que se valorará la existencia de alianzas entre firmas competidoras, la apertura de nuevos mercados y también la consolidación del empleo.

El Gobierno Vasco ha invitado también a las diputaciones forales a que se sumen a la iniciativa, para aportar otros 50 millones adicionales.