Condenada a una multa por una falsa denuncia de malos tratos contra su marido en Zarautz

Una mujer que presentó ante la Ertzaintza una denuncia falsa, en la que acusaba a su marido de haberla agredido e insultado en presencia de sus dos hijos menores de edad, ha sido condenada por un juzgado de San Sebastián a pagar una multa de 1.080 euros.

Los hechos ocurrieron sobre las 16.00 horas del 13 de marzo de 2005, cuando la procesada acudió a la comisaría de Zarautz y denunció que el día anterior su esposo le había propinado un puñetazo en la cabeza, la había agarrado por el cuello y la había insultado ante sus hijos de tres y cinco años.

A raíz de esta denuncia se incoaron unas diligencias en un juzgado de Azpeitia, pero al día siguiente la inculpada aseguró ante el titular de este órgano que había sido «ella misma» quien, «sin querer», se había golpeado «con la mano» y que sus hijos no llegaron a presenciar el altercado que supuestamente tuvo con su marido.

A pesar de este testimonio, el caso llegó a juicio, durante el que la acusada admitió que los hechos denunciados «eran mentira» y que actuó de esa manera por «acaloramiento».

En el procedimiento judicial, su esposo sostuvo que los hechos relatados en la denuncia eran falsos y que su mujer había actuado de este modo por razones «estrictamente económicas».