Los escolares de Altza renuevan la experiencia de ir a pie al colegio

Los alumnos de San Jose de Calasanz y Oleta ikastetxea inician el 'Pedibus'

A. M.| SAN SEBASTIÁN.

DV. Los escolares de Altza han iniciado por tercer año consecutivo la experiencia del Camino Escolar, una iniciativa para permitir que los alumnos vayan desde su casa al colegio andando de forma segura sin la compañía de sus padres.

Este año la experiencia se denomina porque los grupos de niños y niñas acompañados de un adulto semejan el viaje de un autobús con su chófer.

Con la ayuda de vecinos voluntarios del barrio, se ponen en marcha cada mañana seis 'líneas' de hacia el colegio San José de Calasanz y otras cuatro hacia la ikastola de Oleta. Los 'conductores' van perfectamente ataviados con chalecos reflectantes y portan carteles en sus manos lo que permite su fácil identificación y visibilidad por parte de los escolares. Los itinerarios están marcados en las calles, que cuentan además con la vigilancia de miembros de la Guardia Municipal.

La experiencia trata de demostra una movilidad sin coche es posible en la ciudad. Una encuesta realizada a los escolares arrojó como resultado que el 90% de los niños preferían ir con sus amigos a la escuela. El permite realizar estos recorridos de forma amena y divertida, y logra, de paso, aumentar el grado de autonomía y de responsabilidad de los menores. El proyecto se realiza este año hasta el próximo día 22. En próximas fechas la experiencia se trasladará a los escolares de la ikastola Arantzazuko Ama de Martutene.