Fesser abre camino en el desierto

La última película del cineasta español se proyectó la única muestra cinematográfica que se realiza en un campamento de refugiados

M.E. ALONSO (ENVIADA ESPECIAL) |DAJLA
El actor Guillermo Toledo pasea entre los saharauis por el campamento de refugiados de Dajla. / Efe/
El actor Guillermo Toledo pasea entre los saharauis por el campamento de refugiados de Dajla. / Efe

Bajo las estrellas y entre las dunas del desierto argelino, el director español Javier Fesser presentó en anoche , la película que triunfó en la pasada edición de los premios Goya. Lo hizo bajo el marco del Festival Internacional de Cine del Sáhara, FiSahara 09, y ante un público muy diferente al que habitualmente acude a las salas. La sobrecogedora historia congregó a unas 600 personas en pleno centro de Dajla, el campamento de refugiados saharaui más alejado y con más carencias de los cuatro cercanos a la población de Tindouf.

Sentados en la arena, frente a la gran pantalla que preside la Wilaya y camuflados entre la multitud se encontraban numerosos rostros conocidos. Entre ellos, Macaco, Eduardo Noriega, Elena Anaya, Hugo Silva o el propio Fesser. No han querido perderse esta 'aventura' que tiene lugar hasta el domingo en la parte más inhóspita del desierto argelino. Pero sin duda los grandes protagonistas fueron los cientos de jóvenes saharauis que ese día por primera vez pudieron ver cine, algo vedado en una población en la que la electricidad está considerada un lujo.

"Ventana solidaria"

La gala inaugural del festival, que tuvo lugar la noche anterior, contó con la presencia del primer ministro de la RASD, Abdelkader Taleb Omar, y de su titular de Cultura, Jadiya Hamdi, garante de esta muestra y quien quiso agradecer a los escritores, directores y artistas esta "ventana solidaria" ya que, a través de la pantalla, trasladan a los refugiados estilos y formas de la vida con todo lo que llevan de felicidad, tristeza, esperanza, amor y odio. A su juicio, el séptimo arte es una "herramienta imprescindible en la cultura de cada país" ya que "forma y sensibiliza" al ser humano.

Durante los próximos días, se impartirán numerosos talleres de edición, cámara y fotografía y se proyectarán 40 películas en las que no sólo tendrá cabida el cine europeo. Este año, el programa incluye varios documentales y cortos sobre el conflicto del Sáhara Occidental, en el que a través de historias humanas se narra la historia de un pueblo que se vio obligado a huir de su tierra y a refugiarse en la 'hamada' argelina- el desierto entre desiertos-, hoy su hogar.