La ONU lanza la Biblioteca Digital Mundial

El proyecto ofrece acceso gratuito a los documentos clave de todas las grandes culturas con un sistema muy gráfico e intuitivo, de fácil manejo

MIGUEL LORENCI MADRID
La BDM nace del acuerdo entre los grandes centros de la cultura de todo el mundo./ UNESCO/
La BDM nace del acuerdo entre los grandes centros de la cultura de todo el mundo./ UNESCO

La tecnología digital hace posible aquel gran sueño de la biblioteca de Alejandría que las llamas redujeron a cenizas. Más de dos milenos después, Internet permite concentrar todo el saber de cualquier cultura. En vísperas del día del libro, La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) abre una nueva era inaugurando oficialmente la Biblioteca Digital Mundial (BDM).

Toda la humanidad tendrá a sólo un clic de ratón, de forma gratuita y en múltiples idiomas, los logros más relevantes del saber humano recogido en los fondos de las grandes bibliotecas internacionales que aportan los contenidos a la BDM. Una dirección electrónica permite acceder a este compendio universal de artes y saberes en el que se reúnen documentos muy diversos: textos, manuscritos, imágenes, pinturas, grabados, partituras, planos, sonidos, fotografías y filmaciones conservados en las más prestigiosas bibliotecas de cualquier rincón del globo.

Se podrá navegar por sus ingentes fondos en siete idiomas: inglés, árabe, chino, español, francés, portugués y ruso. En breve incorporará documentos en muchos otros idiomas y ofrecerá además posibilidades insospechadas a los investigadores gracias a tesoros impagables y hasta ahora sólo a disposición de minorías académicas y élites científicas, como las reproducciones de la más antiguas caligrafías china, árabe o persa.

España aporta 10.000 obras

El lanzamiento oficial tendrá lugar en la sede parisina de la UNESCO, en presencia del director general de la UNESCO, el japonés Koichiro Matsuura, y del impulsor del proyecto y director de la Biblioteca del Congreso estadounidense, James H. Billington. Ambos abrirán al mundo este canal digital que hace realidad una de las grandes aspiraciones de la humanidad. Billington, el gran muñidor del proyecto, expresó al lanzarlo su convicción de que "una biblioteca digital mundial fomentará el diálogo intercultural y el entendimiento internacional, al tiempo que incrementará el volumen de contenido de alta calidad disponibles gratuitamente en Internet; unos documentos fundamentales, de un enorme atractivo en el plano humano que trasciende el ámbito de la política".

Han pasado apenas cuatro años desde el lanzamiento de la iniciativa de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, hasta entonces la más importante del mundo, y desde donde se propuso crear la BDM para ofrecer gratuitamente una amplia gama de libros, mapas, filmes y grabaciones atesorados por bibliotecas nacionales. Arabia Saudí, Brasil, China, Egipto, Estados Unidos, Francia, Japón, Gran Bretaña, Rusia, Marruecos, Uganda, Qatar, México o Eslovaquia aportan contenido en un proceso dinámico y permanentemente abierto. El lanzamiento de la BDM merca también el inicio de una campaña de movilización para tratar de que a finales de 2009 sean 60 los países asociados al proyecto.

España aporta 10.000 obras

La UNESCO que siempre ha considerado a las bibliotecas como la continuación de la escuela, ya había remedado el sueño de Alejandría construyendo una gran Biblioteca convencional en la ciudad egipcia. Ahora no será necesario trasladarse al litoral egipcio para consultar cualquier obra gracias a la gran "escuela global" que se pone en marcha con la BDM. "La escuela prepara a la gente para ir a las bibliotecas, y hoy las bibliotecas se vuelven digitales", resume Abdelaziz Abid, coordinador del ambicioso proyecto en el que una treintena de grandes instituciones internacionales han colaborado con la UNESCO.

La digitalización que hace accesible libros y documentos de forma universal es una marea imparable en todo el mundo. A la BDM se había adelantado la Comunidad Europea que septiembre pasado puso en macha la Biblioteca Digital Europea, denominada Europeana diseñado en 2006 y que contiene más de dos millones de libros, cuadros y vídeos de todo el continente. Arrancó en francés, inglés y alemán y se propuso llegar a los seis millones de documentos digitales.

En España Cultura trabaja en la creación de la Biblioteca Digital Hispánica, que se sumará a un proyecto conjunto de las Bibliotecas Nacionales Europeas para crear otra biblioteca virtual común denominada TEL, The European Library. La Biblioteca Nacional de España permite por su parte acceder forma gratuita a más de 10.000 obras, algunas tan destacables como el Beato de Liébana, Las Cantigas de Santa María, El Poema del Mío Cid, los Códices de Leonardo o los bocetos y grabados de Velázquez y Goya. El Instituto Cervantes puso en marcha hace ya una década la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes que ha tenido más de 650 millones de visitantes. Ahora se trabaja para incorporar esta biblioteca Virtual Miguel de Cervantes a la denominada web 2.0, que exige nuevas herramientas informáticas y servicios más complejos de gestión de contenidos.