Insalus presenta un ERE temporal para 21 trabajadores sin el acuerdo del comité de empresa

Plantea dejar de trabajar un día a la semana hasta septiembre y dos hasta abril LAB está en contra del mismo por la «falta de transparencia de la empresa»

PILAR ARANGUREN| SAN SEBASTIÁN.

DV. La crisis se está filtrando por todos los rincones y ni siquiera el agua embotellada se salva de la misma. Insalus, con sede en Lizartza, no es ajena a ello y ha optado por presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para capear la situación.

Un expediente que afecta a dos tercios de su plantilla, en concreto a 21 trabajadores. El ERE es por un año, aunque se divide en dos partes, ya que la empresa plantea que hasta septiembre los afectados dejen de trabajar un día a la semana, mientras que desde esa fecha hasta abril del año que viene no acudirían a sus puestos de trabajo dos días por semana.

El expediente fue presentado el 25 de marzo en la Delegación de Trabajo, según informa LAB, único sindicato con representación en la planta y que se ha opuesto al mismo «por la falta de transparencia de la empresa».

Fuentes de la empresa consultadas por este periódico no quisieron realizar declaraciones.

Pérdidas económicas

Según el sindicato abertzale, la empresa alega motivos económicos para presentar el expediente de regulación. Así, señala que la planta ha tenido tres ejercicios económicos con pérdidas, motivo suficiente para proponer el ERE.

La central explica que no discuten los malos resultados económicos porque a la empresa le ha costado remontar la fuerte inversión que se vio obligada a realizar para reconstruir la planta después de que se quemara en 2003. Este incidente ha lastrado los siguientes ejercicios, a lo que se ha unido una caída de la demanda de agua por efecto de la crisis.

El sindicato LAB señala que la empresa propuso antes de presentar el ERE una reducción de sueldos, en la que se incluía la dirección. No obstante, apunta que «en ningún momento se nos ofrecieron datos sobre los sueldos que cobrabran, por lo que era muy difícil cuantificar el efecto que supondría dicha medida».

LAB explica que desde 2003 la empresa ha tratado sistemáticamente de reducir los sueldos de los trabajadores. «Ahora algunos han aceptado una rebaja del 5% y los que no lo ha hecho han sido incluidos en el ERE», remarca.

Apunta que no se niega a negociar una salida a la situación que atraviesa la empresa, «pero siempre bajo la premisa de la transparencia informativa». El sindicato ha decidido concentrarse todos los sábados en la plaza del Triángulo de Tolosa para protestar por el ERE.

La Delegación de Trabajo se pronunciará sobre el expediente en los próximos días.

Fotos

Vídeos