Patxi López pide a los convocantes que reconsideren la huelga general y den una oportunidad al dialogo

Les pide que "traigan sus reivindicaciones a la mesa de diálogo social que me propongo abrir de forma inmediata"

VASCO PRESS
Patxi López, en la rueda de prensa celebarada en Bilbao. TELEPRESS/
Patxi López, en la rueda de prensa celebarada en Bilbao. TELEPRESS

El candidato socialista a lehendakari, Patxi López, ha emplazado a los sindicatos nacionalistas convocantes de una huelga general para el próximo 21 de mayo a que reconsideren su posición y den una oportunidad al diálogo y el acuerdo porque es una vía no agotada en este caso.

De igual forma, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los sindicatos convocantes y les ha pedido que "den un oportunidad al diálogo, al entendimiento y al acuerdo y que traigan sus reivindicaciones a la mesa de diálogo social que me propongo abrir de forma inmediata".

Para López, "si de verdad les preocupa el empleo y piensan en los trabajadores" deben reconsiderar su decisión. Así, ha recordado que el derecho a huelga debe ejercerse con un "enorme sentido de la responsabilidad" y "sólo cuando se agotan todos los márgenes de diálogo y negociación". "Y es obvio que eso no ha ocurrido en este caso", ha puntualizado.

En su opinión, convocar una huelga general en el contexto de crisis económica y cambio político que vive Euskadi "no contribuyen en absoluto a mejorar las cosas, muy al contrario las empeora". Así, ha recordado que el gobierno que presidirá "convocará con carácter urgente a sindicatos y empresarios para juntos luchar por los puestos de trabajo y por el empleo en Euskadi".

Mano tendida

Patxi López ha asegurado hoy que durante toda la legislatura en Euskadi "permanentemente" va a "tender la mano" para alcanzar acuerdos con "todas" las fuerzas parlamentarias y ha afirmado que cuando la rechacen la volverá a "tender".

López ha emplazado a los nacionalistas a que digan qué medidas incluidas en el acuerdo suscrito entre PSE y PP para posibilitar su investidura como lehendakari son "frentistas y excluyentes". Según ha asegurado, "no encontrarán ninguna porque no las hay".

El dirigente socialista ha afirmado esperar que cuando el PNV "supere la mala digestión que está haciendo del nuevo mapa político vasco, se serene y acepte la responsabilidad que le corresponde para entablar diálogos y alcanzar entendimientos por el bien del país".

Tras indicar que el PNV "es parte importante de este país" e insistir en que "siempre" tendrá "las puertas abiertas para todos los partidos democráticos", ha aclarado que el acuerdo suscrito con el PP no le limita para alcanzar pactos con otros partidos. Según ha defendido, "este país lo tenemos que construir entre todos".

"Ni soy ni seré rehén de nadie", ha indicado López, que ha afirmado sentirse "únicamente" comprometido con la sociedad vasca y ha dicho que los socialistas no han renunciado a "uno solo" de los compromisos con los que concurrieron a las elecciones autonómicas.

No contempla cambio en Alava

También ha asegurado que los socialistas "no" están hablando con el PP sobre la posibilidad de un cambio de gobierno en la Diputación Foral de Álava, liderado actualmente en minoría por el PNV.

Ha indicado que este asunto no se ha tratado en la negociación con el PP y ha considerado que existe "una magnífica oportunidad" para ver por parte del PNV "qué quiere hacer en este país. Lo puede hacer en las Diputaciones -ha añadido-, si quiere jugar a colaborar, a entenderse, o a la contra".

López ha señalado, asimismo, que ya trabaja para tratar con el Gobierno de Rodríguez Zapatero de las materias pendientes de desarrollo estatutario como las políticas activas de empleo, que los socialistas "asumiremos", en contra de lo hecho por el Gobierno vasco actual, que "no ha querido" hacerlo por planteamientos "maximalistas".

El dirigente socialista ha transmitido un mensaje de "confianza" en las instituciones y de "esperanza" ante "el nuevo tiempo" en Euskadi y ha deseado "toda suerte de aciertos" a la dirigente del PP Arantza Quiroga en su cometido como nueva presidenta del Parlamento Vasco.

López ha reiterado que será "el lehendakari de todos", que trabajará para "unir al país" y dar respuesta a los problemas de los ciudadanos y que un Gobierno vasco por él presidido será "fuerte, sólido y estable".

Ha señalado que el acuerdo suscrito con el PP "no trata del reparto de poder como si fuera mercancía", sino que es un compromiso para que todos los vascos tengan "libertad y las mismas oportunidades".

Principios compartidos

En su opinión, los principios que contiene -como los referidos a combatir la crisis económica, la lucha contra ETA y el reconocimiento a las víctimas del terrorismo- pueden ser compartidos por la mayoría de la sociedad vasca y los partidos democráticos, "también por el PNV", ha puntualizado.

El líder del PSE ha censurado que los nacionalistas en el actual Gobierno vasco en funciones lo hayan descalificado "diciendo cosas tremendas como que es la carta fundacional de un gobierno frentista".

"Es curioso que lo digan -ha criticado- quienes se han dedicado a acumular fuerzas para intentar imponer a la ciudadanía vasca una determinada manera de entender este país".

López ha insistido en que un gobierno por él presidido trabajará para "integrar" y velar por los intereses generales "por encima del interés del Partido Socialista".

En su opinión, la sociedad vasca "ha asumido con normalidad democrática" la alternancia. "Hay que saber ganar -ha dicho- y saber perder, saber estar en el gobierno y en la oposición".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos