Nueva imagen de San José en la ermita de Belauntza

Las Hermanas Concepcionistas de Donostia han donado la nueva imagen de San José que ayer presidió la ceremonia en la festividad del santo el altar de la ermita

ELISA BELAUNTZARAN| BELAUNTZA.
Un buen número de vecinos se acercó ayer a la ermita de Belauntza. /BELAUNTZARAN/
Un buen número de vecinos se acercó ayer a la ermita de Belauntza. /BELAUNTZARAN

DV. Los vecinos de Belauntza estaban ayer contentos. Por un lado, celebraban la festividad del patrón de su ermita San José y, por otro, cuentan con una nueva imagen de su tan querido santo. Ha llegado como un regalo desde Donostia, y nunca mejor dicho ha sido un regalo que los vecinos de Belauntza han recibido con mucha alegría después del disgusto que sufrieron la semana pasada cuando descubrieron que habían robado la imagen que presidía el altar durante las últimas décadas.

La nueva imagen de San José se mostraba en el centro del altar, con unos vivos colores y de tamaño considerable destacaba sobre el resto de la decoración. Los elogios eran repetidos entre los asistentes a la misa de mediodía: «es bonito, muy bonito».

Las Hermanas Concepcionistas cuyo convento se sitúa en Martutene han sido las autoras de tan hermoso donativo que ayer despertó gran expectación entre los asistentes a la celebración religiosa oficiada por Félix Azurmendi en honor al santo. Durante dicho oficio religioso en la ermita de Belauntza también contaban con otra imagen del santo, de menor tamaño, alrededor de medio metro y de madera. Al parecer, la familia propietaria en su día de Papelera San José hizo llegar esta imagen desde Madrid. Según relataba una vecina de Belauntza, «la imagen anterior a la que robaron la semana pasada, era una donación de la familia. Parece ser que cuando se marcharon de aquí se llevaron la imagen a Madrid y, posteriormente, se adquirió la imagen robada hace unos días».

Apenados

Recordar la antigua imagen o mejor dicho su robo apenaba aún ayer a los vecinos de Belauntza. «Es una pena que se la hayan llevado. Todos sabemos que no tenía un gran valor artístico y que no podrán obtener un gran beneficio de su venta, pero para nosotros era nuestro San José, nuestro santo» aseguraban en las puertas de la ermita. Según señalaban los fieles al santo belauntzarra «en nuestro pueblo hay mucha devoción a San José. También son muchos los vecinos de otras localidades cercanas como Ibarra , los que se acercan a pedir algo al santo o a rezarle, por eso, no entendemos que se lo llevarán cuando es tan querido por nosotros sino van a sacar mucho dinero por su venta».

Entre la pena del recuerdo del antiguo San José y la alegría de la nueva imagen llegada desde el convento de las Hermanas Concepcionistas donostiarras, los vecinos de Belauntza aprovecharon el buen tiempo de ayer para hacerle una visita al santo y celebrar su gran día. Tras escuchar la misa, en el exterior de la ermita renovada por los vecinos de Belauntza con el apoyo incondicional del entonces párroco de la localidad, Jose Mari Aranalde, no faltó la buena conversación entre amigos y vecinos que se dan cita anualmente con la fecha de ayer en el pequeño templo. Hubo quien incluso se animó a bailar al son de la txaranga Iraunkorrak, que se encargó de animar la salida de la misa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos