Komite Internazionalistak procurará ayuda a una comunidad de Chiapas

El proyecto se centra en la comunidad Guaximal, del municipio Salto de Agua. La ayuda solidaria se canalizará durante este año y el que viene

O.C.FERNÁNDEZ
Un grupo de mujeres de la comunidad Guaximal del municipio Salto de Agua, en Chiapas. /K.I/
Un grupo de mujeres de la comunidad Guaximal del municipio Salto de Agua, en Chiapas. /K.I

OÑATI. DV. Mejorar la calidad de vida, la salud y el bienestar de la comunidad Guaximal del municipio Salto de Agua, en el estado mexicano de Chiapas, es el objetivo que persigue Oñatiko Komite Internazionalistak en su proyecto a desarrollar durante este año 2009 y 2010.

«Esta iniciativa tiene como objetivo fundamental formular una propuesta de apoyo financiero para impulsar las actividades que desarrollamos conjuntamente con la Organización Campesina Emiliano Zapata, (OCEZ), y los estudiantes organizados en el colectivo Tsoblej, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chiapas, con las que llevamos trabajando cuatro años», explicó el delegado de Oñatiko Komite Internazionalistak, Pablo Miguel Esteban.

El proyecto, que se pretende desarrollar durante éste y el próximo año, abarca cuatro apartados: la compra de medicinas para mejorar la salud de la comunidad indígena, la instalación de una granja para la producción de ovinos, que garantice la alimentación de los campesinos, la compra de semilla de maíz criollo para sembrar, denominada Napaluton, y apoyar la mejora de la vivienda rural y el asentamiento de una veintena de familias desplazadas de su zona.

En dos años

«El proyecto se va a desarrollar en dos años, y contempla un presupuesto de 8.100 euros», indicó Esteban. «Para financiar este proyecto acudiremos a todas las entidades financieras del municipio, que son seis, a las cooperativas, y a nivel institucional, nos dirigiremos al Ayuntamiento. En lo que a las aportaciones particulares se refiere, otros años sí que hemos recibido dinero por parte de los vecinos de Oñati; de momento todavía, este proyecto no lo hemos hecho extensivo a los ciudadanos de a pie, pero hacia el mes de mayo o junio, lo daremos a conocer en la calle. De cualquier forma, para aquellos que quieran aportar su granito de arena, lo pueden hacer ingresando sus donativos en el número de cuenta corriente 3035017051170.1.00876.8 de Caja Laboral».

México vive hoy no sólo una crisis financiera, sino también económica, política y social, que ha ensanchado la brecha entre ricos y pobres, donde de los 105 millones de habitantes, 88 millones de mexicanos se encuentran su- midos en la pobreza y 45 millones de estos viven en la miseria total, cifra que con la actual crisis económica previsiblemente aumentará. Chiapas no es ajena a la situación del país, y en esta región por ser frontera con Centroamérica, se padece una mayor criminalización social.

La miseria extrema que se vive en las comunidades campesinas y las amenazas de desalojos de tierras donde se van a implantar minerías, autopistas y pozos petrolíferos, hace que la situación de los campesinos e indígenas dibuje un panorama cada vez más oscuro.

Objetivo

En palabras de Esteban, «el objetivo específico de este proyecto es buscar la autosuficiencia en las familias beneficiadas, rescatar las semillas criollas, -maíz y frijol-, y ayudar en la compra de medicinas a los compañeros que se encuentran enfermos y sin condiciones de poder curarse». Si bien la militarización, la continua represión y las dificultades económicas han destruido el tejido social y han expulsado a numerosas comunidades como migrantes, «también existen muchas experiencias que ponen a prueba las energías de las comunidades para recuperarse económica, política, social y culturalmente», indica Esteban.

Por otra parte, desde Oñatiko Komite Internazionalistak, junto a los colectivos OCEZ y Tsoblej, expresan su agradecimiento a Ulma Fundazioa S. Coop, al Ayuntamiento y a Caja Laboral por la ayuda económica prestada al proyecto desarrollado en 2006.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos