'Le petit Nicolas' cumple cincuenta años en plena forma y una película en otoño

JAVIER ALBISU| PARIS.

Los libros ilustrados de , en los que René Goscinny y Jean-Jacques Sempé dibujaban las aventuras cotidianas de un niño corriente en la Francia de los años cincuenta, cumplen medio siglo de vida.

Nicolas es una fiel fotografía literaria de aquella Francia de tiempos del General De Gaulle al frente de la República. Es, además, una parcela de nostalgia alojada en las estanterías de casi todos los hogares franceses y de buena parte del extranjero, ya que la colección -publicada entre finales de los cincuenta y mediados de los sesenta- ha sido traducida a una veintena de idiomas.

Por eso, este año todos se han volcado con el medio siglo de un niño que nunca crece, como ocurre con muchos personajes de sagas, y Nicolas llegará al cine y verá cómo se inauguran exposiciones en su honor. El Ayuntamiento de París abre desde esta semana, del 6 de marzo al 7 de mayo de 2009, una muestra en la que el público podrá contemplar 150 dibujos y archivos originales, cedidos por la hija del autor.

El próximo otoño llegará también a la gran pantalla , un film de Laurent Tirart que se antoja muy fiel a los libros originales, y se anuncian reediciones especiales de la obra de Goscinny, fallecido en 1977.

Goscinny y Sempé publicaron por primera vez las historias del pequeño Nicolas en el periódico Sud-Ouest, el 29 de marzo de 1959, en Francia aún no se había reformado el Código de la Familia, que equiparaba a nivel legal a hombres y mujeres en la pareja.

Nicolas es el reflejo de unos años que quedan muy lejos y es también un niño que vivía situaciones que son y serán contemporáneas, porque pertenecen al territorio de la infancia, esa parcela de vida donde los pequeños de siete u ocho años van descubriendo el mundo que les rodea. EFE

Fotos

Vídeos