«Queremos dotar a las mujeres de recursos para enfrentarse a la violencia»

El curso irá dirigido a mujeres de todas las edades y condición de Urola Garaia y se celebrará el próximo sábado día en el polideportivo de Zumarraga

MIRYAM GALILEA|
La profesora de autodefensa feminista impartiendo sus cursos. /MAITENA MONROY/
La profesora de autodefensa feminista impartiendo sus cursos. /MAITENA MONROY

El próximo día 28 de febrero se celebrará en la comarca un curso de Autodefensa para mujeres, organizado por el Área de Igualdad Comarcal, en el que la ponente será Maitena Monroy, fisioterapeuta y prefesora de autodefensa feminista desde el año 1986 y que ha tomado parte en más de 300 cursos de esta índole.

- ¿Cuándo y cómo surgen los talleres de autodefensa dirigidos a las mujeres?

- Los cursos de autodefensa feminista, surgen hace más de 20 años a través de la comisión antiagresiones de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia. Era un momento en el que no había ni mucho menos la conciencia social que hoy hemos logrado de rechazo a las formas más salvajes de violencia sexista. Desde ahí se formó un grupo estable de más de 20 mujeres que estuvimos durante dos años formándonos para dar los cursos. Por un lado aprendimos técnicas físicas, por otro tuvimos la formación sicológica y a la vez la formación feminista para entender el origen de la violencia sexista y sus repercusiones en la libertad, derechos, seguridad y autoestima de todas las mujeres.

- ¿Qué objetivos persiguen?

- Con los cursos queríamos romper con la excesiva victimización que se hacía de las mujeres, como objetos pasivos que no podían hacer otra cosa sino soportar la violencia, que además parecía que respondía no a elementos estructurales sino a comportamientos secundarios de los varones, bueno hoy en día, en parte, se sigue justificando y se sigue fragmentando la violencia sexista, como por ejemplo en el caso de la joven sevillana Marta que no saben si considerarla violencia sexista. O la esquizofrenia legal que existe en nuestro país, ya que si te viola tu ex-pareja se considerará dentro de los mal llamados casos de 'violencia de genero' pero si lo hace un desconocido, no. Este absurdo, responde a intereses políticos y conlleva no solo un grave error de análisis sino también por extensión que no se pongan en marcha las medidas de acción y de prevención más adecuadas contra la violencia machista. Así que entre nuestros objetivos básicamente estaban: dotar a las mujeres de los recursos para reconocer, prevenir y enfrentarse a todas las expresiones de esta forma de violencia, promover un espacio para el debate acerca del origen y estructuración de la violencia sexista, sus daños en la libertad y derechos de todas las mujeres, es decir, analizar la violencia simbólica y el uso instrumental que ésta tiene. Basta recordar cuántas veces las mujeres dejamos de hacer cosas, de pasar por determinados sitios, de cambiar nuestra manera de andar y un largo etc., por miedo a ser víctima de la violencia sexista. Romper con los estereotipos de vulnerabilidad femenina, aumentar la autoestima y seguridad además crear redes solidarias para poder luchar no solo individualmente sino colectivamente.

- ¿Están pensados para una edad determinada o cualquier mujer podría participar?

- Los cursos están planificando para que pueda asistir cualquier tipo de mujer, independientemente de su condición física o edad, de hecho la mujer más mayor que ha asistido a un curso tenía 80 años y también mujeres con discapacidad sin que ello haya supuesto un hándicap para el seguimiento de los contenidos.

- Si los talleres de autodefensa tratan de enseñar a las mujeres a cómo defendernos de las agresiones sexistas, ¿por qué crees que las mujeres no nos defendemos de dichas agresiones?

- Creo que hay miles de mujeres que lo hacen en su cotidiano bien abandonando a sus maltradores bien respondiendo a los agresores en todos los espacios, no creo que podamos decir que las mujeres no estamos respondiendo. Lo que si creo, es que éste no es un problema de las mujeres sino que es un problema estructural por tanto nos compete a todo el mundo asumir el compromiso de acabar con este tipo de violencia. Por mucho que las mujeres aprendamos autodefensa si no cambiamos el marco relacional y la desigualdad sexista no tendremos nada que hacer, salvo como hasta ahora, responder una vez producido el intento de agresión. Por otra lado, hay numerosos obstáculos que impiden una buena adquisición de recursos. Parte de ellos tienen que ver con los mitos acerca de por qué algunos hombres ejercen violencia sexista, el estereotipo de donde se va a producir la violencia y el de quién va a ser la mujer víctima. Los grupos de mujeres hemos conseguido sacar del ámbito de lo privado la violencia contra las mujeres en el marco de las relaciones de pareja pero por contra, esto ha conllevado una invisibilidad del resto de las expresiones de la violencia sexista. Este error, interesado, hace que no identifiquemos los comportamientos sexistas de dominación como primer elemento facilitador de esta violencia, es decir, les decimos a las mujeres que tengan 'cuidado' con lo cual las responsabilizamos de los actos de los agresores y por otro lado se construye este miedo a no se sabe qué, porque no se dice ante qué tenemos que estar alerta ni que recursos tenemos para enfrentar y sobre todo prevenir las agresiones que es lo que más nos interesa.

- ¿Cómo vas a plantear el taller que vas a realizar en Zumarraga?

- Ya que la violencia contra las mujeres no puede ser entendida meramente desde sus consecuencias físicas tampoco la autodefensa puede ser entendida desde el aprendizaje de técnicas físicas por ello taller tendrá 2 partes. Una en la que aprenderemos técnicas físicas realmente muy sencillas para cualquier contexto de agresión física, también en esta abordaremos todas las expresiones de violencia tanto las verbales, como las de baja intensidad pero que tienen una gran repercusión sobre la autoestima y seguridad de las mujeres. La otra parte, que para mí es la más importante, trabajaremos desde la autoestima, confianza en los recursos propios, analizaremos el origen de la violencia sexista, como se construyen las falsas creencias, desde que ámbitos se promueven, a nivel socio-cultural, haremos un repaso desde el lenguaje sexista, los juguetes, los cuentos, la objetualización del cuerpo de las mujeres, la idea del poder y control sobre la otra persona vinculada al amor. Es decir, toda la red de araña que perpetua las relaciones desiguales entre hombres y mujeres que permite, legitima y ha autorizado hasta ahora a los hombres a hacer uso de la violencia como instrumento de control y subordinación de las mujeres.

- Llevas más de 15 años trabajando con mujeres en talleres de autodefensa, ¿a qué reflexiones te ha llevado el trabajo realizado?

- Si la verdad es que en estos más de 20 años, en los que por los cursos han pasado casi 7000 mujeres, pese a todos los avances del camino sigo pensando que estamos muy lejos de acabar con la violencia sexista aún así creo que igual que pasó con la esclavitud, conseguiremos acabar con ella porque es de justicia social hacerlo y porque pese a ser la violación de los Derechos Humanos más extendida universalmente cada vez somos más las personas que luchamos desde todos los frentes para erradicarla de una vez por todas de nuestras vidas. También considero que cada paso que damos por la igualdad es un paso más en contra de esta violencia.

- ¿Qué les dirías a las mujeres de esta comarca para que se animaran a participar en el taller que impartes?

- Les diría que se animen porque el balance general de las mujeres que han asistido a los cursos siempre es muy positivo y la mayoría afirma sentirse más segura no solo para hacer su propia vida sino para no permitir que ninguna persona les diga como tienen que vivir o dejar de vivir por el hecho de ser mujeres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos