El juez ve indicios de delito en la red de espionaje en la Comunidad de Madrid

Abiertas diligencias previas a raíz de la denuncia del número dos de Esperanza Aguirre

EFE |MADRID
El vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (d) y el consejero madrileño de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados. / Efe/
El vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (d) y el consejero madrileño de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados. / Efe

El titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, José Sierra, ha decidido abrir diligencias para esclarecer la supuesta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid. Tras la denuncia presentada denunciando el seguimiento al vicepresidente del Ejecutivo regional, Ignacio González, el magistrado considera que "los hechos presentan caracteres que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal".

Con este argumento, el juez ha acordado incoar diligencias previas en relación con la denuncia que el pasado día 20 interpuso el secretario general del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria Bolívar, por los seguimientos a los que -según desveló - fue sometido el vicepresidente regional, Ignacio González.

Aclaraciones previas a las diligencias

Con carácter previo a ordenar diligencias de investigación, Sierra ha dado a Salvador Victoria Bolívar un plazo de cinco días para que aclare si interpuso la denuncia "únicamente en razón de su cargo en nombre de la Comunidad de Madrid, o igualmente en nombre y representación de la persona agraviada", a los efectos de lo establecido en el artículo 201 del Código Penal. Este precepto establece que, una vez comprobada la comisión de indicios de delito, debe tener lugar una condición previa para la averiguación de los mismos, como es la "necesaria denuncia de la persona agraviada o de su representante legal".

Como de la denuncia se desprende que la persona agraviada es González, el juez entiende que debió ser él quien necesariamente debió interponer la denuncia. Por lo tanto, agrega el auto, "se hace necesario, cuando los hechos presentan caracteres que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal, la incoación de diligencias previas y con carácter previo, requerir al denunciante a fin de que manifieste en el Juzgado el carácter de su intervención".

Un seguimiento con cámara oculta

El objeto de la denuncia, según consta en el auto del juez, son los hechos publicados por el diario, según los cuales González habría sido objeto de "distintos seguimientos parapoliciales en los últimos ocho meses durante una serie de viajes públicos y privados". En la denuncia también se afirma que en los seguimientos fueron utilizadas en algunos casos cámaras ocultas y que se elaboraron informes a los que se incorporaron fotografías y documentos privados, con utilización de información reservada.

Añadía que de la información periodística se deriva la posibilidad de que estas conductas se hubieran podido producir respecto a otros altos cargos de la Comunidad de Madrid, por lo que se entiende que concurre un interés general en la averiguación y el esclarecimiento de los hechos, así como de sus responsables.

Satisfacción de Ignacio González

El número dos de Aguirre se ha mostrado satisfecho con la decisión judicial, que ha calificado de "buena noticia" y que supone "un paso adelante para que se conozca quien está detrás de estos seguimientos ilícitos". Ignacio González espera "que se esclarezca toda la verdad y que recaiga sobre los promotores de estos seguimientos todo el peso de la ley".

Ignacio González ha apuntado que confía en que esta decisión de la Justicia permita "desentrañar esta situación en la que el Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre está siendo estos días permanentemente cuestionado política y éticamente".

La investigación del PP, en marcha

Además de la investigación judicial ya en marcha, el PP también está tratando de esclarecer los hechos. Con ese objetivo la secretaria general, María Dolores de Cospedal, se ha reunido con el vicealcalde del Ayuntamiento de Madrid, Manuel Cobo, número dos del alcalde Gallardón.

Se trata del quinto cargo implicado en los supuestos seguimientos de la trama de espionaje con el que se reúne De Cospedal, que ya durante la semana pasada, en cuanto el presidente del PP, Mariano Rajoy, ordenó comenzar una investigación, se entrevistó personalmente en la sede del partido con la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y con el consejero de Interior, Francisco Granados. Después, la número dos de los populares mantuvo contactos con el vicepresidente madrileño, Ignacio González, y con el ex consejero Alfredo Prada, hoy incluido en la dirección nacional del PP. Todos ellos son de momento los únicos contactos de los que se ha tenido conocimiento.

A la salida de la sede del PP en la madrileña calle Génova, el vicealcalde ha explicado que la entrevista se ha producido en una pausa de la reunión de Rajoy con los alcaldes del partido. Cobo, para quien el espionaje del que, parece ser, fue víctima es "de carácter mafioso", no ha precisado qué ha hablado con la secretaria general. Sólo ha recalcado que quiere que se "llegue al final" en la investigación abierta por la Fiscalía.