Cristina Enea opta al premio europeo más importante que se otorga a un paisaje

El Ministerio de Cultura ha elegido la zona verde donostiarra como única candidata. Se destaca la promoción de la participación y sensibilización de la ciudadanía

ANA VOZMEDIANO| SAN SEBASTIÁN.
El parque de Cristina Enea es uno de los parajes más entrañables para los donostiarras. /AYGÜES/
El parque de Cristina Enea es uno de los parajes más entrañables para los donostiarras. /AYGÜES

DV. Cristina Enea opta al Premio Europeo del Paisaje, un galardón que otorga el Consejo de Europa cada dos años, que se fallará en breve y que, pese a que no tiene compensación en metálico, sí cuenta con el aval del prestigio y toda la mochila de avales de los organismos medioambientales de la UE.

Para empezar, porque cada Estado de la Unión Europea puede presentar una única candidatura, lo que supone que el parque, proyecto verde o red de paisajes, deben pasar la criba de una selección previa, la que realiza el Ministerio de Cultura entre las propuestas de ciudades, territorios o comunidades autónomas.

Y el fallo, realizado por un jurado de expertos en paisaje desde diferentes puntos de vista y reunido en sesión única ha decidido que «la candidatura española al Premio del Paisaje del Consejo de Europa, edición 2009, es para el parque Cristina Enea, presentado por el Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián».

Detrás han quedado trazados de ingeniería de integración en el paisaje de Andalucía, programas territoriales de paisajes arqueológicos de Castilla-La Mancha, Baleares o planes en Valencia. Las distintas comunidades autónomas han valorado los planes presentados por los ayuntamientos, aunque en el caso del País Vasco, no hubo convocatoria desde el Gobierno y, por tanto, la candidatura ha llegado sin esa evaluación previa del Ejecutivo autónomo.

Ejemplarizante

La valoración realizada para que sea Cristina Enea, el legado del Duque de Mandas, el parque candidato al Premio es que sus valores son elemento esencial de la política de gestión, protección y ordenación del paisaje, «de acuerdo con el Convenio Europeo del Paisaje».

Según reza el acta que se ha enviado al Ayuntamiento donostiarra y que ha levantado una cierta euforia en el gabinete de Odón Elorza, el jurado no sólo ha considerado sus planteamientos «ejemplarizantes» de lo que debe ser sostenibilidad territorial. Han tenido también en cuenta su dimensión «decidida por la sensibilización y participación de la ciudadanía, en relación a sus valores de naturaleza, cultura y calidad de vida».

La opinión del jurado destaca también que se trata de una actuación que forma parte de un proceso integral de ciudad que se inscribe en una «larga y avalada trayectoria de una política urbana coherente».

Y se valoran los procedimientos y técnicas utilizados para desarrollar el proyecto de intervenión de presentado, desde aquel polémico concurso internacional de ideas que ganara la Agencia Ter, a los procesos de participación ciudadana, a su integración con otros proyectos urbanos y al proceso activo de dinamización cultural.

La candidatura ya ha sido enviada al Consejo de Europa, a Estrasburgo, que debe fallar en apenas unos días. El refrendo que supondría ganar esta Eurocopa de los parques implicaría también un compromiso desde la propia ciudad en todo lo que es la sostenibilidad de las zonas verdes, se asegura desde Alcaldía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos