El Athletic mantiene la racha

Caparrós vuelve a convertirse en la 'bestia negra' del Betis y su equipo se aleja a seis puntos del descenso

Joaquín Caparrós, esta vez como entrenador del Athletic, volvió a ser la del Betis, al que derrotó en su feudo por segunda temporada consecutiva, en un partido de juego mediocre y en el que el equipo vizcaíno fue muy efectivo. Con este triunfo, el Betis mantiene su espiral negativa, con sólo un punto en los últimos cuatro partidos (empate en casa ante el Espanyol), mientras que el Athletic estrena su casillero de victorias a domicilio en la actual campaña.

Con un juego mediocre, el Betis acusó en demasía las ausencias de hombres imprescindibles como el camerunés Emana y el turco Mehmet Aurelio. El Athletic, fiel a los esquemas de Caparrós, se pertrechó en su campo a la espera de que algún contragolpe o una jugada de estrategia le diera el fruto a su escaso poder ofensivo, prácticamente limitado a los balones largos sobre Fernando Llorente.

Pudo el Betis encarrilar el partido en dos ocasiones de Sergio García, la primera en el minuto 33, con balón finalmente a la derecha de Iraioz, con todo a su favor, y la otra pasado el minuto 40, en balón peleado por Fernando Vega, con centro que el atacante catalán mandó al limbo.

Un minuto después, fue el Athletic el que sacó provecho a las debilidades de las líneas de atrás del Betis, con balón que no despejó de puños Casto, y la posterior jugada, con centro medido, lo remachó de cabeza Javi Martínez para poner el 0-1.

En el segundo tiempo, Paco Chaparro recurrió a todos sus atacantes para remediar lo irremediable, con salida a la cancha del argentino Pavone y Xisco, primero, y de José Mari, después, con lo que dominó territorialmente, pero sin apenas opciones, ante un Athletic que renunció prácticamente al ataque.

No obstante, Casto se erigió en salvador de su equipo, en un remate de Velez, ya en el minuto 66, mientras que Rivera, poco después, alejó el balón que se encaminaba a su meta tras un tremendo barullo.

A falta de cinco minutos, un ataque protagonizado por Pavone lo envió, por enésima vez, al limbo Sergio García. El ariete argentino aún dispuso de una oportunidad clara antes del final, pero el balón botó encima de la red. EFE