Nueva York, aislada por la nieve

Más de 650 vuelos han sido suspendidos en los tres aeropuertos de la ciudad, mientras otras como Chicagto también están muy afectadas

EFE |NUEVA YORK
Poca gente se ha atrevido a pasear por Central Park. /Reuters/
Poca gente se ha atrevido a pasear por Central Park. /Reuters

La ciudad de Nueva York intenta recuperar la normalidad tras una tormenta de nieve que ha obligado a cancelar centenares de vuelos el viernes y que amenaza con volver a dejar nuevas acumulaciones esta noche. La tormenta, que se originó en el oeste del país y podría ocasionar cortes de fluido eléctrico en el norte de EEUU, está acompañada de vientos huracanados en algunas áreas del estado de Washington.

Los servicios meteorológicos pronostican que continuará nevando esta noche, con nuevas acumulaciones de nieve en la ciudad de Nueva York, en Nueva Jersey y Pensilvania, antes de que la tormenta se desplace hacia el Atlántico el domingo. Las fuertes tormentas que azotan el noreste y el medio oeste de Estados Unidos ha llevado a las autoridades a pedir a los pasajeros que comprueben con antelación el estado de sus vuelos para evitar grandes concentraciones en los aeropuertos.

Chicago y Nueva York son las ciudades más afectadas. Más de 650 vuelos han sido suspendidos en los aeropuertos de Nueva York, en su mayoría en el aeropuerto de Newark, debido a una fuerte nevada que se espera deje más de 12 centímetros de nieve en Manhattan. Mientras en el aeropuerto internacional de O'Hare, en Chicago, ya son más de 250 los vuelos suspendidos, informó la portavoz del Departamento de Aviación de Chicago Karen Pride, en declaraciones recogidas por la cadena televisiva .

Primera gran nevada

En la 'Gran Manzana', responsables de los respectivos aeropuertos han señalado que cerca de 420 vuelos han sido cancelados en el de Newark, otros 150 en el de La Guardia y cerca de 100 en el JFK, mientras que los retrasos medios superan las dos horas.

Se trata de la primera nevada fuerte de esta temporada, por lo que las autoridades neoyorquinas han puesto en marcha diferentes medidas para tratar de mitigar sus efectos, entre ellos, la disposición de hasta 193.000 toneladas de sal para esparcirla por carreteras y aceras.

El alcalde de Nueva York , Michael Bloomberg, ha informado en una conferencia de prensa que se esperaba que cayeran hasta 12 pulgadas de nieve (30,5 centímetros) en la ciudad, seguidas de aguanieve y lluvia, por lo que también se han movilizado máquinas quitanieves. "Si efectivamente la nieve se acumula y se cumplen las previsiones, se limpiará y echará sal en todas las calles de la ciudad", ha anunciado Bloomberg, antes de que la nieve diera paso a una intensa lluvia.

Los colegios han suspendidos las clases

Durante las primeras horas del día estuvo nevando con fuerza en todo Nueva York y en algunas zonas del norte de Manhattan, así como de los otros cuatro condados que componen Nueva York , de forma que la nieve empezó a cuajar y a acumularse en las aceras. Operarios del sistema de metro se afanaban en retirar cuanto antes la nieve acumulada a la entrada de las estaciones del suburbano y las reglas de estacionamiento alterno, que rigen en la ciudad, se suspendieron para facilitar un día complicado para los neoyorquinos.

Especialmente ha sido difícil para los padres de muchos niños, ya que gran parte de los colegios han suspendido o acortado las clases, así como para los turistas que en estas fechas abarrotan la Quinta Avenida y otras zonas comerciales de la ciudad y que hoy no pudieron disfrutar plenamente de las calles de la Gran Manzana, donde también había un fuerte viento. Además, los servicios de meteorología advirtieron de que, aunque las condiciones tenderán a mejorar mañana, el domingo se espera la llegada de una nueva tormenta para dar la bienvenida al invierno, que oficialmente empieza el 21 de diciembre.