El Arrate conocerá esta mañana a su rival en octavos de final en la Copa EHF

No quiere emparejarse con los equipos alemanes por su alto nivel, ni viajar a Rusia e Israel por ser largos desplazamientos

J.A. REMENTERIA
ILUSIONADOS.  Los jugadores arrateanos mostraron una gran alegría cuando eliminaron al Kolubara Lazarevac. /ASKASIBAR/
ILUSIONADOS. Los jugadores arrateanos mostraron una gran alegría cuando eliminaron al Kolubara Lazarevac. /ASKASIBAR

EIBAR. DV. El Arrate conocerá esta mañana, a partir de las 11.00 horas, a su nuevo contrincante en la EHF dentro de los octavos de final, que se jugarán el próximo 15 y 22 de febrero. En el bombo están los siguientes equipos: Arrate y CAI Aragón, por España; Debrecen, por Hungría; Ivry y Creteil, por Francia; Gummershach, Magdeburg y Lemgo, por Alemania; Gorenje y Merkur, por Eslovenia; Astrakhan, por Rusia; Saint Gallen, por Suiza; Os Belenses, por Portugal; Silkeborg y Arhus, por Dinamarca y Macabbi Rishon Le Zion, de Israel.

El Arrate quiere que el sorteo sea generoso en todos sentidos: en lo deportivo y en logística. Los responsables armeros quieren evitar a toda costa uno de los tres equipos alemanes y, por otro lado, quieren esquivar un viaje, bien a Rusia o Israel. «No queremos emparejarnos con los alemanes porque son equipos muy fuertes, ni tampoco nos gustaría que nos emparejarnos ni con el Astrakhan ni con el Macabbi, porque son dos viajes larguísimos», señalaba ayer a DV Jose Alberto Barruetabeña.

La eliminatoria ante el Kolubara Lazarevac no estuvo exenta de sufrimiento. El partido de vuelta fue de infarto, con un Vuçinic sensacional que fue la clave del pase a la siguiente ronda. Los armeros sufrieron, no jugaron bien, exhibieron un cúmulo de errores impensables, pero al final la diferencia de goles fue clave. En el Arrate consideran que el pase a octavos puede ser un paso para ir paliando los problemas económicos.

«No es una solución final, pero sí es un paso paulatino para ir salvando la situación delicada que padecemos, dado que la gente puede estar más sensible con un equipo que está en Europa, espero que seguir en competición europea nos sirva de un revulsivo en todos los aspectos», apunta Jose Alberto Barruetabeña.