Un ensayo reivindica la poesía como espacio libre frente al poder

El poeta y ensayista Beñat Arginzoniz ha publicado el libro 'Manifiesto poético y otros escritos'

ARTURO GARCÍA| BILBAO.

DV. El poeta y ensayista Beñat Arginzoniz ha reunido en un volumen cuatro textos y un epílogo donde reivindica la poesía como respuesta alternativa al poder. El libro, titulado , incluye ensayos sobre la figura del pintor donostiarra Vicente Ameztoy, el malditismo oficial, Jorge Oteiza, el papel del poeta en la sociedad, la heroína o la política como poder.

«La poesía es la única manera de recuperar la dignidad, siendo toda la vida una broma contada por un idiota, ella, por tanto nos permitirá reir», defiende el autor, que publicó con anterioridad el poemario , ahora reeditado.

Sobre el título elegido, el libro «es un manifesto porque invita a la acción y en el que se dicen todavía cosas evidentes en torno al individuo y la sociedad que ni siquiera pensaba que había que seguir demostrando, y es poético en la medida que busca que la poesía salga de sus cauces habituales, su impresión en papel, por ejemplo, para asomarse a la calle con la conciencia en trance alimentada por la emoción».

El poeta alude, entre otras cuestiones, a la apropiación de la palabra por parte del poder y a cómo éste busca doblegar y domesticar al individuo buscando desactivar su capacidad de decisión sobre su propio destino.

Respecto a la realidad política o el conflicto vasco, Arginzoniz considera que «el problema hoy no es España, es el capitalismo, porque estamos en un sistema donde todo es y se reduce al dinero, y es la poesía quien tiene esa capacidad para inventar todavía nuevas metáforas».