Enjuiciar al franquismo sentaría en el banquillo a medio Arrasate, dice el PP

El Pleno derogó el nombramiento de Franco como alcalde honorario. Galparsoro equipara la persecución de la disidencia política con el franquismo

KEPA OLIDEN
Juan Ramón Garai, en nombre de los familiares de los fusilados lee la declaración posteriormente aprobada por el pleno. /OLIDEN/
Juan Ramón Garai, en nombre de los familiares de los fusilados lee la declaración posteriormente aprobada por el pleno. /OLIDEN

ARRASATE. DV. La concejala popular Icíar Lamarain advirtió que enjuiciar penalmente al franquismo «sentaría en el banquillo a medio Mondragón». La edil popular lanzó esta advertencia para justificar su oposición a la declaración institucional aprobada el jueves por el Pleno Corporativo acordando respaldar política y económicamente la demanda de justicia por parte de los familiares de fusilados en 1936. Todos los grupos políticos municipales secundaron esta declaración, en cuyo marco derogó el nombramiento de Franco como alcalde honorario adoptado el 22 de agosto de 1949. La popular Icíar Lamarain dejó claro que su partido se suma a esta medida, como lo ha hecho en otras varias localidades. Pero rechazó secundar la declaración institucional planteada por los familiares de fusilados argumentando que su contenido «no puede tener otro sentido más que la de volver a abrir una herida que se cerró en la Transición».

En una extensa intervención, la edil popular afirmó que «cualquier época histórica se puede y se debe enjuiciar, y por supuesto el franquismo. Pero es difícil que ese enjuiciamiento vaya más allá de los históricos». Pero recordó que si lo que se pretende es un juicio penal, a personas concretas, «tendremos que estar dispuestos a volver a enfrentar a medio Mondragón con el otro medio». Si algunos mondragoneses «están dispuestos a sentar en el banquillo a los franquistas, tienen que saber que en él se sentarán muchos otros mondragoneses; y que habrá hijos que verán a su padre en el banquillo, acusado por su madre, ya que, tras 72 años, todos somos hijos de todos» declaró Lamarain.

Previamente, Juan Ramón Garai, en representación de la asociación de familiares de fusilados, leyó íntegra la declaración donde se congratulaba de la iniciativa del juez Garzón de juzgar al franquismo, aunque dejando patente su escepticismo sobre el alcance de esta iniciativa con un elocuente «ya veremos hasta dónde llega la justicia».

Ander Rodríguez, de EB-Zutik, señaló que «no esclarecer por entero la verdad pública sobre el honor o el terror acontecido (durante el franquismo), dejan sin legitimidad a la Transición y a su justicia».

Por su parte, la alcaldesa Ino Galparsoro equiparó la persecución de que es objeto hoy por hoy la disidencia política en el Estado mediante encarcelamientos, torturas, ilegalizaciones, tribunales de excepción... con el clima de persecución ideológica o de militancia política practicada durante el franquismo.

Galparsoro recordó asimismo que los crímenes de Estado cometidos por el franquismo, así como por sus continuadores «siguen a día de hoy impunes».