El acusado de insultar a las víctimas del terrorismo en internet pide perdón y alega que estaba «en un mal momento»

El internauta, vecino de Ordizia, se enfrenta a un año y medio de cárcel. Ha señalado que sólo quería "irritar" a los otros miembros del foro

MADRID | EUROPA PRESS

El vecino de Ordizia juzgado hoy en la Audiencia Nacional por insultar a víctimas de terrorismo como Miguel Angel Blanco e Irene Villa en un foro de internet admitió hoy los hechos que se le imputan, pidió perdón y se justificó afirmando que pasaba "un mal momento" porque estaba "en paro" y atravesaba "una mala situación personal".

El fiscal Vicente González Mota elevó a un año y medio su petición de cárcel (dos meses más de los que inicialmente había pedido) y solicitó nueve años de inhabilitación, al considerar que el acusado, Xavier Rezola Tellechea, cometió un delito continuado de humillación a las víctimas del terrorismo. También reclamó que se le imponga una multa de 3.300 euros por ofensas y ultrajes a España, al calificar la bandera de España de "rojimierda".

Durante el juicio, que quedó hoy visto para sentencia, Rezola reconoció que utilizó un foro de MSN denominado 'Asturias de mis amores' para proferir expresiones ofensivas contra Miguel Angel Blanco, Irene Villa o los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno, asesinados por ETA en Capbreton (Francia) en 2007 y a los que comparó con una imagen de Pepe Gotera y Otilio.

El acusado, de 32 años, afirmó en castellano que se encuentra "arrepentido" por haber escrito cosas que no piensa en realidad y que el único objetivo que tenía con sus manifestaciones era "irritar" a los otros miembros del foro, que le enviaron "mensajes despectivos hacia la ciudadanía vasca" y una imagen con una ikurriña en llamas.

El representante del Ministerio Público solicitó, además de la pena de cárcel, que el acusado indemnice a cada una de las familias de las cuatro víctimas con 20.000 euros, ya que considera "acreditado" que realizó expresiones ofensivas contra las víctimas del terrorismo "en un ámbito que no pertenece a la esfera de lo privado". A ello añadió que el arrepentimiento "no es una atenuante".

La defensa argumenta que era un foro privado

La defensa de Rezola, que no entró a valorar el contenido de los mensajes, alegó que el delito de humillación a las víctimas del terrorismo requiere que las ofensas se hagan con publicidad y que en este caso el foro era "privado" porque "nadie puede entrar libremente en él si no se registra y es admitido por el administrador", al que atribuyó la responsabilidad de actuar como "editor" de los textos.

"Si es tan abierto, *por qué tuvieron que investigarse los hechos a partir de una denuncia de un miembro del foro?", se preguntó su letrado antes de añadir que, a través del buscador Google, cualquier internauta puede acceder a contenidos que llevan títulos como "chistes macabros sobre Irene Villa". "Eso es abierto, lo otro no", dijo.

Por su parte, el abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Carlos Rodríguez Segura, que ejerce la acusación popular en el proceso, señaló que este tipo de expresiones no pueden justificarse por "un calentón" porque suponen "una humillación para todos los españoles y para todos los ciudadanos de bien".

En el juicio también comparecieron los guardias civiles que practicaron la detención del acusado, que se produjo el pasado 28 de mayo en un cibercafé de Ordizia. Cuando compareció ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, Rezola reconoció los hechos que se le imputan y se arrepintió de su conducta.