Manu Leguineche, premio Euskadi de Literatura

En la modalidad de literatura infantil y juvenil en euskera, el galardonado ha sido el escritor, profesor y cuentacuentos Peio Añorga

VASCO PRESS |BILBAO
Manu Leguineche/
Manu Leguineche

Manuel Leguineche (Arratzu, 1941) ha resultado ganador del Premio Euskadi de Literatura 2008, por 'El club de los faltos de cariño'. En la modalidad de literatura infantil y juvenil en euskera, el galardonado ha sido el escritor, profesor y cuentacuentos Peio Añorga (Oiartzun, 1956). El jurado ha reconocido la capacidad para llegar al público de su libro 'Jenio gaiztoa'.

Leguineche, viajero incansable, no pudo asistir ayer a la lectura de los premiados por problemas de salud. Su hermana Rosa leyó unas sentidas palabras de agradecimiento enviadas por el afamado periodista. "Ha sido un premio inesperado que os agradezco. Como veis, hoy no puedo estar con vosotros, pero espero alguna vez poder ganar también el premio en euskera. Os quiero a todos".

'El club de los faltos de cariño' es un "libro de esos incalificable, cuyo referente más cercano podría ser 'El cuaderno gris' de Josep Pla", señaló Juan Bas, presidente del jurado. En el amplio palmarés del escritor vizcaíno destacan: el Premio Nacional de Periodismo, la Pluma de Oro, el Ortega y Gasset, el Espasa de Ensayo y la Medalla de la Orden del Mérito Constitucional.

Tras conocerse el fallo, Rosa Lagunas, hermana del galardonado, ha reconocido que se trata de un premio "inesperado" e irónicamente ha advertido de que a su hermano le gustaría ganar el premio de literatura en euskera.

Además de la premiada, las obras finalistas en la modalidad de literatura en castellano han sido "Cuando fuimos los mejores" de Aixa de la Cruz; "Aprender a irse" de José Fernández de la Sota; "Qué perezosos pies" de Jorge González Aranguren y "Pura chatarra", de Fernando Palazuelo.

"Calidad del texto"

Por su parte, Pello Añorga ha sido distinguido por la "calidad del texto" de su cuento. En opinión de la presidenta del jurado, Nerea Alzola, aunque el libro parece una historia simple al centrarse en un día de playa de unos padres y su hija, "esconde una profunda trama y el desarrollo de la narración está muy bien estructurado".

Según ha destacado, la intensidad del relato se incrementa según avanzan las páginas y la sorpresa final abre variadas posibilidades de reflexión. "El libro de Añorga es profundo, acierta a llegar hasta el interior del lector y al mismo tiempo, el carácter dialógico de la narración nos permite realizar variadas lecturas", ha explicado.

En este sentido, destaca que el escritor construye un imaginario "tan modesto como sólido en torno al mar y la niña", a la vez que incluye metáforas que llaman a la reflexión.

El propio Añorga ha explicado que "la buena literatura infantil responde a ese niño que se enfrenta a la realidad" y ha revelado que a la hora de escribir "no tengo en mente al niño, sino a la persona, que no tiene edad".

Curiosamente otra de sus obras "Gerlari handia" ha quedado finalista en este edición, junto con "Paularen seigarren atzamarra" de Katixa; "Bagdadeko aurpegiak" de Juan Kruz Igerabide; "Etzi" de Karlos Linazosoro y "Lunorduak eta argilaurdenak" de Joxantonio Ormazabal.

Tanto Leguineche como Añorga recibirán un trofeo y un premio de 18.000 euros, y otros 3.535 euros tras suscribir un contrato de edición de la obra galardonada a cualquier otro idioma.

Fotos

Vídeos