Varios artefactos causan grandes daños en las estaciones de Berriz y Amorebieta

Las explosiones se produjeron esta madrugada, sin previo aviso, y no hubo heridos. Todo apunta a que se trata de kale borroka

Varios artefactos causan grandes daños en las estaciones de Berriz y Amorebieta

San Sebastián. DV. La violencia callejera se ha cebado esta pasada madrugada con la compañía ferroviaria Euskotren. En el intervalo de apenas dos horas, los radicales causaron graves daños materiales con un artefacto mixto en la estación de Berriz y lanzaron tres cócteles molotov contra la oficina expendedora de billetes de las instalaciones de Amorebieta, según confirmó el Departamento vasco de Interior. En ninguna de las dos acciones de violencia callejera se registraron heridos. Hasta bien entrada la madrugada incluso desde el Departamento de Interior se pensó que podrían tratarse de dos atentados de ETA, sobre todo en el caso de Berriz, debido a la potencia de la explosión y los cuantiosos daños materiales que se estimaron en un principio.

El primero de los sabotajes se produjo hacia las 0.30 horas en el apeadero de Berriz, situado en el número 2 de la calle Geltoki. Desconocidos colocaron un artefacto mixto, compuesto por líquido inflamable, gas y un petardo pirotécnico, en el interior de las instalaciones.

La estación se encontraba cerrada y no había vigilantes ni trabajadores en el lugar, lo que evitó que se registraran víctimas. La circulación de trenes se suspende poco antes de las diez de la noche y, según un portavoz de Euskotren citado por Europa Press, esta mañana podrá reanudarse con normalidad.

Una vez avisados de la deflagración, agentes de la Ertzaintza acordonaron la zona, hasta la que se desplazaron especialistas de la unidad de explosivos para buscar restos del artefacto e iniciar las investigaciones. Según las fuentes consultadas, las llamas invadieron el apeadero, situado en la línea que une Bilbao y San Sebastián. A la estación acudieron tres dotaciones del parque de Bomberos de Iurreta. Según su relato, la zona más afectada fue la oficina de atención al público, donde se encontraron con tres focos de fuego que sofocaron con rapidez. La onda expansiva arrancó las puertas de sus marcos y destrozó varias ventanas.

Contra la Y vasca

Estas instalaciones ya fueron atacadas recientemente. El 20 de septiembre, desconocidos reivindicaron en el diario Gara diversos sabotajes cometidos esa semana contra empresas y organismos encargados de la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV). En uno de esos ataques, las máquinas expendedoras de billetes quedaron inutilizadas.

Apenas dos horas después del atentado de Berriz, en torno a las dos y media de la madrugada, los radicales atacaron la estación de Euskotren en Amorebieta-Etxano, situada en la calle Sabino Arana. Según informó la consejería de Interior, desconocidos arrojaron dos artefactos incendiarios que causaron daños en la cristalera de la oficina expendedora de billetes y en las cabinas canceladoras.

Precisamente hoy, la izquierda abertzale tenía convocado dos marchas dentro de la jornada de reivindicación de independencia, denominada Independenzia Eguna en Hernani y Lesaka, que fueron prohibidas por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Estas jornadas de protesta coinciden también con la fecha en la que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, tenía planeado celebrar la consulta que finalmente fue declarada ilegal por el Tribunal Constitucional. El tripartito y Aralar han convocado concentraciones en esta jornada en protesta por esta decisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos