Francia entra en recesión tras decrecer dos trimestres consecutivos

El Instituto Nacional de Estadística francés calcula que el crecimiento seguirá siendo negativo en los tres últimos meses del año

EFE |PARÍS

El Producto Interior Bruto (PIB) de Francia, que ya bajó un 0,3% en el segundo trimestre, va a volver a caer un 0,1% tanto en el tercero como en el cuarto, según el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). Aunque las autoridades francesas consideran "prematuro" utilizar el término recesión, lo cierto es que así es como se denomina al crecimiento negativo durante dos trimestres seguidos; esto es, lo que ha ocurrido en el país vecino.

Entre las primeras reacciones a las cifras del INSEE, el ministro del Presupuesto, Eric Woerth, ha insistido en que "Francia no está en recesión" con un "1% de crecimiento" esperado para el conjunto del año, y que más allá de la "definición técnica" de la recesión, está "la realidad de las cosas".

El dato se ha conocido un día después de que el Fondo Monetario Internacional advirtiera del riesgo elevado de que EEUU se dirija sin remedio a una profunda recesión. El organismo internacional salvaba de la quema a Europa. Sin embargo, Francia ya ha entrado en este ciclo y no se descarta que España siga sus pasos. En Francia, la última recesión (dos trimestres consecutivos de caída del PIB) se había registrado entre finales de 1992 y comienzos de 1993, aunque entonces el bajón fue más pronunciado del esperado ahora.

De acuerdo con los cálculos del Instuto de Estadística francés, gracias al crecimiento del 0,4% en el primer trimestre, el PIB de Francia terminará con una subida del 0,9% en el conjunto de 2008, tras la del 2,1% en 2007 y la del 2,4% en 2006. Este organismo estadístico prevé que la zona euro en su conjunto, después de haber tenido un crecimiento negativo en el segundo trimestre (-0,2%), repita en el tercero (-0,1%) antes de estabilizarse en el último del año.

El informe de coyuntura estima que en la segunda mitad de este año se apuntarán a las oficinas del desempleo 100.000 personas suplementarias. Durante ese segundo semestre, el consumo y la inversión de los particulares, así como la inversión de las empresas se reducirán, mientras que el comercio exterior se mantendrá estable.

El Elíseo toma medidas

Las previsiones del INSEE se sustentan en una hipótesis de una reducción de la inflación interanual (desde el 3,6% en julio al 2,4% en diciembre) gracias a la caída del petróleo y de los alimentos. Para intentar hacer frente a los augurios de recesión, el Elíseo decidió ayer un plan de urgencia para facilitar el crédito a las pequeñas y medianas empresas con el que se esperan movilizar 22.000 millones de euros, gracias en particular a una serie de depósitos bancarios garantizados por el Estado.

El Gobierno también ha precisado las condiciones en las que la Administración va a comprar 30.000 viviendas pendientes de construcción por la parálisis del sector inmobiliario, cuyo costo se ha evaluado en unos 5.000 millones de euros. En concreto, 10.000 de esas viviendas la adquirirá la Caisse des Depôts et Consignations (CDC, organismo que reúne las participaciones industriales del Estado) y otras 15.000 las entidades encargadas de las viviendas sociales de alquiler (HLM).