Boyer discrepa en casa del PP

Entre los invitados a la cita en la sede del PP se encontraba el ex ministro socialista Miguel Boyer que fue el primero en tomar la palabra en el coloquio. Boyer intervino para discrepar de la opinión de Mariano Rajoy sobre la inyección de dinero público a las empresas a través de créditos del ICO. El líder de la oposición propuso reducir esta posibilidad al 3,5% del PIB y el que fuera primer ministro socialista de Economía tildó esta limitación de «dura».

Defendió que el recorte del gasto público no afecte a la inversión que busca la productividad y dijo que la institución de crédito oficial «es un buen instrumento» y debe utilizarse para inyectar liquidez en sectores como la construcción y el automóvil. «Si no se hace así ¿para qué sirve el ICO?», preguntó.

El PP pretende repetir la convocatoria que ayer reunió a directivos de empresas de la construcción, inmobiliarias, del sector energético o de la banca.