Euskaltel-Euskadi tiene un "problema" con Samuel

El corredor ha recibido una oferta del Cervélo que le dobla el sueldo actual Madariaga: «Lo tenemos difícil».

BENITO URRABURU

Suances. DV. Euskaltel-Euskadi tiene un problema, bastante serio, con Samuel Sánchez. El oro olímpico que consiguió el corredor asturiano en Pekín, ha disparado su cotización hasta unos límites que, ahora mismo, están lejos de lo que puede pagarle la formación vasca.

Ya lo dejaron claro, tanto el corredor, como el manager del equipo, Miguel Madariaga, en la rueda de prensa pública que realizaron en León. Es más, Miguel Madariaga fue muy claro en la salida de Granada cuando explicó a todo el que quiso escucharle que «necesitamos más dinero para poder pagar a Samuel Sánchez la prima estipulada».

El oro olímpico, finalmente, puede volverse contra el equipo. Euskaltel, al parecer, le ha confirmado a Madariaga que no pueden aumentarle el presupuesto, por lo que el manager vasco tiene que llamar a otras puertas y las únicas que le quedan son las de las instituciones.

Samuel Sánchez dijo en la rueda de prensa que «de momento tengo contrato con Euskaltel-Euskadi hasta 2010, pero si viene un equipo y paga la cláusula de rescisión... Todo es cuestión de hablarlo. En esta vida todos tenemos un precio».

Ni él ni Miguel Madariaga quieren hablar más. Detrás de todo este asunto está la oferta que le ha llegado del nuevo equipo Cervélo, por medio de su amigo Carlos Sastre, con el que estuvo en los Juegos Olímpicos de Pekín, y con él que mantiene una buena relación.

Samuel no quiere confirmar ni desmentir nada. La cláusula que tiene Samuel Sánchez en Euskaltel-Euskadi es de 900.000 euros. Cualquiera que la pague se hará con el corredor. Además, en ese tipo de cláusulas, siempre hay un dinero que va a parar al corredor.

El oro olímpico que logró Samuel tenía un premio, también público, al igual que si consigue el oro en el Mundial de Varese, que se puede cifrar en torno a los 400.000 euros.

La cotización de Samuel Sánchez ha subido como la espuma. Ya el año pasado, cuando terminó tercero en la Vuelta a España, y ganó tres etapas recibió varias ofertas. Lo de Pekín ha disparado todas las alarmas en Euskaltel-Euskadi, que está viendo que se puede quedar sin su líder y, lo que es más importante, sin un recambio de garantías.

Cobra 600.000 euros

El sueldo de Samuel Sánchez en la formación vasca puede situarse en torno a los 600.000 euros por temporada. Samuel se quedaría donde está por menos dinero, pero ya lo dice el mismo: «Soy un profesional, tengo una familia, 30 años y tengo que aprovechar las ocasiones».

Cervélo le podría estar ofreciendo el doble de lo que cobra en Euskaltel, es decir, más de un millón de euros. Podría perder dinero por seguir con el equipo que le dio la oportunidad de debutar en profesionales, pero no mucho.

En el nuevo Cervélo ya se habló de que les interesaba algún otro corredor español. Ese es Samuel Sánchez. Aprovechando la rueda de prensa que dio en Burgos, Samuel les ha regalado un reloj Mont-Blanc a Freire, Contador, Sastre y Valverde.

A los auxiliares que estuvieron en Pekín les ha regalado una pluma Mont-Blanc. El año pasado, después de la etapa que ganó en Granada, se fue a un centro comercial y compró nueve relojes, uno para cada uno de sus compañeros de equipo. Son detalles importantes del corredor asturiano, que se debate entre su corazón y su futuro.

A Miguel Madariaga y a Igor González de Galdeano se les veía muy preocupados el miércoles en la rueda de prensa que dieron en Burgos. O encuentran dinero o pierden a Samuel. Duro y crudo, pero real como la vida misma. Ni el corredor, ni el equipo, se han escondido. Todo es público.

Fotos

Vídeos