El equipo de Joseba Lakarra editará el manuscrito de Lazarraga a finales de año

Los investigadores aún tienen dudas sobre el significado de ciertas palabras. El manuscrito, hallado hace cuatro años, informa sobre el dialecto alavés

FELIX IBARGUTXI| SAN SEBASTIÁN.
Urgell, Bilbao, Gómez y Lakarra. /ALAITZ OCHOA DE ERIBE/
Urgell, Bilbao, Gómez y Lakarra. /ALAITZ OCHOA DE ERIBE

DV. Un grupo de investigadores de la Universidad del País Vasco, dirigido por el catedrático Joseba Lakarra, se propone preparar para fines de este año una edición del manuscrito de Juan Pérez de Lazarraga. Se trata de un conjunto de textos del siglo XVI, hallado hace cuatro años y que «ofrece mucha información sobre el dialecto alavés, que casi no estaba documentado», según ha informado la UPV.

El trabajo de descifrar los textos que componen el llamado manuscrito de Lazarraga está siendo llevado a cabo por el grupo Monumenta Linguae Vasconum, de la Facultad de Letras de la UPV, con sede en Vitoria-Gasteiz. Está integrado por Joseba Lakarra, Blanca Urgell, Gidor Bilbao, Ricardo Gómez, Julen Manterola, Mikel Martínez y Céline Mounole.

Cuando en 2004 el archivero Borja Aginagalde se topó con el manuscrito en la tienda de un anticuario de Madrid y poco después la Diputación Foral de Gipuzkoa decidió adquirirlo, se montó un gran revuelo. No en vano es el texto más antiguo, a partir de un cierto tamaño, que se conoce en la parte peninsular del territorio del euskera. El manuscrito, de la década de los 60 del siglo XVI, se compone de una novela pastoril y varias coplas. También resulta interesante porque es de los pocos textos antiguos en euskera de temática no religiosa. Lazarraga, por su parte, fue un noble alavés, señor de la torre del pueblo de Larrea, que posiblemente estudió en la Universidad de Oñati y falleció en 1605. Hasta el descubrimiento de hace cuatro años era conocido por su estudio genealógico del linaje de los Lazarraga.

Según Lakarra, «una nueva edición sólo se justifica por las aportaciones que realiza en torno al texto». A partir del descubrimiento, el grupo Monumenta Linguae Vasconum se ha reunido una vez a la semana. Los investigadores ya están realizando la tercera lectura del manuscrito, y todavía no han logrado descifrar todos los problemas que plantea. Los filólogos intentan averiguar el significado de todas las palabras, pero en algunos casos no ha sido posible.

Además, una vez comprendido el texto se plantean otras muchas incógnitas a los investigadores, tales como el lugar que ocupa en la literatura vasca; de qué lugar de Álava procede el dialecto y hasta qué lugares se extendía; si todos los textos del cuaderno de Lizarraga son originales o existen también traducciones o adaptaciones. Y también se plantea a los investigadores la duda sobre si todos los textros fueron escritos por una sola persona.

Además, este grupo de la Universidad del País Vasco se ha propuesto realizar un diccionario histórico y etimológico vasco. Aún está en fase de planificación, pero intentará completar un prototipo de 500 palabras al cabo de tres años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos