La tasa de natalidad en el País Vasco se sitúa entre las cinco más bajas de la Unión Europea

La cifra de nacimientos en Euskadi se ha reducido a la mitad en los últimos 25 años. Entre los 27, sólo Alemania, Lituania, Austria y Eslovenia superan a la baja los índices vascos.

CRISTINA TURRAU| SAN SEBASTIÁN.
La tasa de natalidad en el País Vasco se sitúa entre las cinco más bajas de la Unión Europea

DV. El País Vasco sigue en la cola de la Unión Europea en lo que a número de nacimientos se refiere. En la Europa de los 27, la Comunidad Autónoma Vasca ocupa el quinto lugar entre los países con un índice menor de nacimientos. La reducción del número de bebés alumbrados por las mujeres vascas ha sido drástica en el último cuarto de siglo. Si en 1975 Euskadi registraba 19,1 nacimientos por cada 1.000 habitantes, en 2006 la cifra se había reducido a 9,5. Según los datos del Eustat, el Instituto Vasco de Estadística, la tasa de nacimientos vasca es inferior a la media española, que registra 10,8 natalicios por cada 1.000 habitantes. La media europea es del 10,6.

«El descenso de la natalidad es un proceso general en toda Europa», explica la socióloga María Teresa Laespada. «En otros países, la incorporación de la mujer al mercado laboral se hizo en los años 60 y 70. En España, por el tiempo de falta de libertades y la falta de conciencia de independencia de las mujeres, la incorporación se hizo de forma menos paulatina y más virulenta». La tasa de natalidad en elPaís Vasco siempre ha estado unos puntos por debajo de la media española. «Y ello es debido a que el desarrollo de la sociedad vasca ha sido mayor y también por una cuestión de valores. En Euskadi la tradición religiosa ha estado enraizada con mayor fuerza y la liberación se ha producido de manera más virulenta».

La inmigración

A juicio de la socióloga, los gobiernos deben apoyar que la mujer pueda elegir el número de hijos que desee tener. Y además deben asegurar el remplazo generacional. «Se trata de poder dejar de pensar que dentro de unos años la población va a seguir envejeciendo».La inmigración jugará un papel importante en este cambio. «Es el factor que nos va a salvar, porque va a permitir que exista el ansiado relevo generacional», explica Laespada.

Se calcula que en el conjunto de España hay cinco nuevos millones de ciudadanos. Y en Euskadi, la inmigración supone el 5% de la población. «Son personas que provienen de culturas tradicionales donde el tener hijos es un valor en alza y el número de descendientes es una cuestión fundamental.Los inmigrantes elevan las cifras de natalidad. Ellos nos van a regenerar y hay que ayudarles en su proceso, sin tratar que se acoplen de golpe a nuestra forma de ver la vida. La natalidad debe ser un factor de libertad, sin que incidan en él condicionantes económicos».

Cambio radical

Las tasas de natalidad han sufrido un cambio radical en las últimas décadas, según los últimos datos del Eustat. En 1975 Euskadi contaba con 19,1 nacimientos por cada 1.000 habitantes. Mientras que en España, ese mismo año, la cifra era de 18,8 . En los países que integran la Unión Europea de los 27, la media para este indicador se situaba en 14,7 nacimientos, por lo que la diferencia entre ambos años (1975-2006) es mucho menos acusada que en el caso de la Comunidad Vasca.

Por lo que respecta a las defunciones, en 1975 Euskadi registraba 7,1 fallecimientos por cada 1.000 habitantes. En 2006 la cifra aumentaba hasta 8,7. En España la cifra se ha mantenido en 8,4 muertes por cada mil habitantes en el margen de tiempo citado. Si se comparan estos datos con los procedentes de los países de la Unión Europea, en 1975 la media estaba situada en 10,7 de muertes por cada 1.000 habitantes, frente a las 9,5 defunciones de 2006.

Por lo que respecta al envejecimiento de la población, los datos del Eustat son previsibles. En 2006 la Comunidad Autónoma Vasca contaba con uno de los mayores porcentajes de población igual o mayor de 65 años (18,7%) de todos los países de la UE. Esta cifra sólo resultaba superada por Alemania e Italia.

Euskadi aparece además como el territorio con menor porcentaje de población de edad igual o menor de 14 años (12,2%). Si analizamos la media española, el porcentaje de ciudadanos con edad igual o mayor de 65 años era del 16,7%, mientras que la población de 14 años o menor era del 14,5%. Diez años atrás, en 1996, las cifras resultaban diferentes. En Euskadi, el 16,1% era igual o mayor de 65 años y el 12,3%, igual o menor de 14 años.Las cifras en España eran del 13,4% y del 16,4%, respectivamente. n

cturrau

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos