Buzones

Kalezale remite la siguiente carta: «Es verdaderamente lamentable el estado de numerosísimos buzones de Correos de Donosti. Casi todos, por no decir todos, necesitan una mano de pintura, pero muchos de ellos están sucios, roñosos, que desprestigian una ciudad tan bonita como Donosti. Las cosas que vemos todos los días a menudo no nos llaman la atención, pero ruego a los viandantes que observen el astado de muchos de ellos y seguro que comentarán: «si es verdad, y nosotros sin verlo». Pienso también que el Ayuntamiento, máximo responsable de la calidad estética de la ciudad, debería exigir a los responsables de estos abandonos que corrijan su dejadez respecto a la conservación de la ciudad».