Las inquietudes del diputado Buen

IBAN UGARTE HERRARTE| Donostia

Tras la lectura de su artículo del 17 de julio, parece claro que el señor Buen está preocupado por las escandalosas declaraciones de la ministra Garmendia en torno a la competencia de Investigación y Desarrollo. Sin embargo, nuestro diputado, lejos de marcar diferencias y defender con valentía los derechos de la ciudadanía vasca adquiridos tras la aprobación del Estatuto de Gernika, nos ofrece un insulso artículo en el que su única aportación es una genérica apelación al diálogo. Muy en el estilo del nuevo socialismo de Zapatero. Sin embargo, lo que los ciudadanos de verdad queremos saber es cuándo va a terminar el Gobierno español con el expolio de centenares de millones de euros con el que nos están castigando ellos, precisamente ellos, que dicen abanderar la causa del Estatuto de Gernika. Todo lo demás, es retórica barata. Por lo demás, como ciudadano donostiarra que saludó con entusiasmo el reconocimiento que en su día se le hizo a Cristina Garmendia, permítame el señor Buen aclararle que somos muchos los que a día de hoy cuestionaríamos tal reconocimiento. Dedíquese por lo tanto el señor Buen a dar credibilidad a su apuesta por el Estatuto y su pleno cumplimiento y no a lanzar un brindis al sol que nada aporta al desarrollo de la ciencia, tecnología, investigación e innovación en Euskadi.