El grupo que tuvo en jaque a la Policía

El 'complejo Bizkaia' estaba compuesto por tres taldes formados por amigos captados como 'legales' por Goikoetxea y Martitegi

M. SÁIZ-PARDO| BILBAO.
Agentes de la Guardia Civil trasladan en cajas y en bolsas el material incautado en el domicilio del presunto 'liberado' del comando Bizkaia. /TELEPRESS/
Agentes de la Guardia Civil trasladan en cajas y en bolsas el material incautado en el domicilio del presunto 'liberado' del comando Bizkaia. /TELEPRESS

Nunca un comando de ETA había tenido una actividad tan frenética y había logrado escapar al cerco de las fuerzas de seguridad. Pero la suerte del 'complejo Bizkaia' se terminó ayer tras mantener en jaque a la Policía y a la Guardia Civil durante once meses. Los servicios de información del instituto armado imputan ya cinco atentados a este grupo e investigan su implicación en otros once ataques diferentes entre agosto de 2007 y julio de este año. Además, se cree que puede ser también el responsable de las bombas que estallaron el pasado fin de semana en playas de Cantabria.

«No es un comando clásico. Es un complejo», explicó ayer Alfredo Pérez Rubalcaba. Mandos de la lucha antiterrorista precisaron que, en realidad, Arkaitz Goikoetxea lideraba una estructura que incluía un comando central y, al menos, tres taldes, dos de los cuales habrían caído en la redada de ayer.

En el epicentro del 'complejo' estaban Goikoetxea, su novia Maialen Zuazo y, probablemente, Ana Isabel Prieto. En ese comando central en algún momento hasta el pasado otoño estuvo encuadrado el 'liberado' Jurdan Martitegi, todavía en paradero desconocido.

De amigos a taldes

El primer talde de apoyo era el que tenía base en la margen derecha y estaba compuesto por los detenidos Aitor Kotano, Mikel Saratxo e Iñigo Gutiérrez. Ese grupo, según los investigadores, puede estar relacionado (información o autoría) con seis de los atentados cometidos en el gran Bilbao, la mayoría perpetrados entre diciembre y febrero, además de los ataques al club marítimo de Getxo en mayo y al diario , el pasado junio.

El segundo talde era el que lideraba el legal Gaizka Jareño, al que acompañaban su novia, Libe Aguirre, y su amigo Adur Aristegi. Su base era Elorrio y desde allí, cree la Guardia Civil, realizaron informaciones para el ataque contra la casa cuartel de Durango o el atentado perpetrado en los juzgados de Bergara y, probablemente contra la comisaría de la Policía autonómica de Zarautz. Los servicios antiterroristas no descartan que este segundo talde pudo ser el que hizo seguimientos a Isaías Carrasco en Arrasate, si bien no hay indicios que relacionan a la estructura desarticulada con el asesinado del ex concejal socialista.

Los seis colaboradores de estos primeros grupos fueron captados por Goikoetxea y Martitegi entre amigos de sus respectivas cuadrillas juveniles de Getxo y Durango.

Habría, apuntan los especialistas, un tercer grupo, casi desconocido y que podría estar relacionado con las bombas colocadas el pasado fin de semana en Cantabria, aunque los investigadores no descartan que alguno de los detenidos pudiera estar también vinculado con esos ataques. Los terroristas de Noja y Laredo temporizaron los artefactos con los relojes Casio PQ30, que el 'comando Bizkaia también usó en muchos de sus ataques.

De este tercer talde no hay detenidos por el momento. El ministro del Interior aseguró que no hubo fugas y que, a pesar de que pudiera haber flecos de este comando en libertad, el grueso está desactivado. «Hasta donde sabemos, no queda nada. Todos los investigados están a disposición judicial -señaló-. El núcleo central de 'complejo Bizkaia' está ante el juez».

Las vigilancias de los equipos antiterroristas permitieron identificar a Goikoetxea y a sus taldes. Los guardias civiles controlaron el piso en el que se alojaba Goikoetxea, así como las viviendas de los demás sospechosos con la esperanza de localizar al segundo 'liberado', a Martitegi. Ante la evidencia de que éste último no se encontraba en la infraestructura vigilada, se decidió intervenir y detener a los demás sospechosos identificados.

Capturado el jefe del comando, otras unidades especiales penetraron en las viviendas de los presuntos miembros de la célula etarra. Así, en Elorrio, eran detenidos Adur Aristegi y Gaizka Jareño. En Getxo, Iñigo Gutiérrez y Mikel Saratxo. Otros dos vecinos de esta misma localidad se habían marchado de vacaciones: Aitor Cotano, a la localidad pontevedresa de Nigrán, mientras que Libe Agirre se había trasladado a Fuengirola. Ambos habían sido seguidos por efectivos policiales. Y fueron arrestados. COLPISA