La joven de Irun asesinada en Navarra y el presunto autor trabajaban en el mismo hospital

Nagore Laffage realizaba prácticas de Enfermería en la Clínica Universitaria, donde el agresor efectuaba el MIR en la especialidad de Psiquiatría. Se espera que el acusado preste manaña declaración ante la juez.

JAVIER PEÑALBA| SAN SEBASTIÁN.
Un agente de la Policía foral de Navarra circula con una moto en las proximidades donde apareció el cadáver de la joven de Irun. /DIARIO DE NAVARRA/
Un agente de la Policía foral de Navarra circula con una moto en las proximidades donde apareció el cadáver de la joven de Irun. /DIARIO DE NAVARRA

DV. El presunto asesino de la joven irunesa de 20 años Nagore Laffage Casasola, cuyo cadáver fue hallado el lunes por la tarde en la localidad navarra de Orondritz, prestará mañana declaración en el juzgado de Aoiz. El acusado podrá en ese momento hacer público el móvil que le empujó a poner fin a la vida de la víctima. El cadáver de la joven fue trasladado ayer al tanatorio de Irun y hoy será entrado en el camposanto de su ciudad. El funeral se oficiará esta misma tarde.

Nagore Laffage estudiaba segundo curso de Enfermería en la Universidad de Navarra y en la actualidad realizaba prácticas en la Clínica Universitaria, donde el presunto agresor, José Diego Y.V., de 27 años, trabajaba también como médico residente en la especialidad de Psiquiatría. Tanto el padre como la madre y una hermana del acusado son también médicos.

Algunas fuentes consultadas manifestaron que víctima y agresor se conocieron precisamente en el citado centro hospitalario y que el pasado fin de semana quedaron en divertirse juntos la noche del domingo al lunes, dentro de las fiestas de San Fermín. «El lunes él la invitó a desayunar. Luego ya no sabe lo que sucedió», manifestó ayer en Irun una persona allegada a la familia de la víctima.

Coincidencia

No obstante, otras fuentes cercanas a la investigación que se sigue en la capital navarra indicaron que Nagore y el presunto homicida no se conocían y añadieron que entablaron contacto por primera vez la noche del domingo. «Fue un encuentro casual», precisaron.

Estas mismas fuentes desmintieron que la joven irunesa y el médico detenido hubiesen mantenido con anterioridad a los hechos una relación sentimental, tal y como se barajó en algunos círculos. En este sentido indicaron que el presunto autor de los hechos está unido afectivamente a otra joven.

Al margen de posibles conjeturas sobre la forma en la que se conocieron, todas las investigaciones practicadas demostrarían que José Diego Y.V. dio muerte a Nagore Laffage. Pocos datos han trascendido sobre las causas del fallecimiento, aunque los investigadores del caso señalaron que la víctima presentaba un fuerte traumatismo en la cabeza.

De acuerdo a las pesquisas policiales, el crimen se habría cometido en Pamplona. El móvil es una incógnita, aunque algunas fuentes sostienen que pudo tener su origen en un intento de agresión sexual.

La Policía foral sospecha que el acusado, una ver perpetrado el delito, trasladó el cuerpo a la localidad de Orondritz, donde, envuelto en unos plásticos, lo abandonó entre la maleza. Los agentes adscritos al caso han efectuado una inspección sobre el coche que el acusado utiliza con la finalidad de descubrir restos que confirmen esta hipótesis.

El sospechoso fue detenido horas después del hallazgo del cadáver en la vecina localidad de Erro, donde la madre posee una vivienda. Algunas fuentes señalaron que fue el propio acusado quien telefoneó a su familia y relató lo sucedido. Al parecer, fueron posteriormente los familiares quienes informaron a la Policía.

El cuerpo fue descubierto sobre las 20.00 horas del lunes por un vecino del concejo, que localizó los restos mortales en un camino cercano a la carretera que une este lugar con Loizu. Hasta el lugar se desplazaron un médico y ATS de Burguete que confirmaron el fallecimiento y a las 22 horas se procedió al levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal, en donde se le practicó la autopsia para desvelar las causas y la hora del fallecimiento.

El cuerpo de Nagore Laffage fue trasladado ayer desde Pamplona hasta el tanatorio de Irun. El furgón fúnebre llegó a la ciudad fronteriza sobre las cinco y media de la tarde para ser velado por familiares y amigos.

El entierro tendrá lugar hoy, a la diez y media de la mañana. El funeral, por su parte, se oficiará a la siete de la tarde, en la iglesia parroquial del Juncal.