El orfanato de los horrores

Dos nuevas detenciones por los supuestos abusos en el hospicio de Jersey elevan a seis el número de arrestados

Fachada del antiguo orfanato de Jersey. /EFE/
Fachada del antiguo orfanato de Jersey. /EFE

La detención de un hombre de 70 años y de una mujer de 69 por su supuesta relación con los abusos cometidos en la segunda mitad del siglo pasado en el antiguo orfanato Haut de la Garenne, en la isla de Jersey, ha elevado a seis el número de arrestados, si bien en todos los casos su implicación estaría vinculada a episodios de abuso y no a los crímenes investigados por la Policía a raíz del hallazgo del que parecía el cráneo de un niño.

Ambos están siendo interrogados por la Policía, según informaron ayer los responsables de las pesquisas, que concretaron que los antecedentes que condujeron a su arresto se remontan a la década de los 70 y 60. No obstante, como en los casos anteriores, no respondió a los crímenes que podrían haber tenido lugar a la vista de los restos óseos hallados, sino a los abusos denunciados por unas 160 personas que los habrían sufrido hasta que en 1986 el hospicio cerró sus puertas.

De hecho, se trata de una de las mayores investigaciones por abuso promovidas nunca en Reino Unido, tras el inicio del proceso hace año y medio y la búsqueda sobre el terreno a partir del mes de febrero. Hasta ahora, tres hombres han sido imputados por delitos de abuso sexual, si bien uno de ellos no estaría conectado directamente con el orfanato, aunque sí con niños que residían en él.

En este contexto, son un total de 48 las piezas dentales de niño aparecidas y que se unen a los más de 30 fragmentos de hueso que podrían corroborar el testimonio de unas 160 personas que aseguran haber sufrido abusos en el lugar entre 1950 y la década de los ochenta. Los descubrimientos fueron hallados en las distintas cámaras subterráneas a las que los encargados del proceso han ido teniendo acceso desde que el pasado febrero comenzasen las pesquisas, menos uno de ellos que fue localizado en una cisterna en un patio.

Cámaras secretas

Una portavoz oficial explicó que aunque los «análisis detallados tienen que tener lugar aún, los primeros indicios muestran que la mayoría, si no todos, son dientes de leche», que se añaden a los 26 actualmente sometidos a examen en Gran Bretaña, mientras los demás permanecen en Jersey para, una vez completado el actual proceso en la isla, trasladarlos también a Gran Bretaña.

Para este trabajo los agentes locales han contado con el apoyo de un equipo de expertos multidisciplinar procedente de Francia, Reino Unido e Irlanda, que han colaborado en una tarea conjunta que ha permitido ya el descubrimiento de varias cámaras escondidas que habrían servido como habitaciones de tortura en las que los internos habrían sido confinados e incluso vejados por parte del personal del centro. EUROPA PRESS