Satisfacción general tras el duelo entre Euskadi y Cuba

Unas confirmaron sus ambiciones olímpicas y las otras vivieron una gran experiencia

FERNANDO BECERRIL| USURBIL.
Leire Iglesias trabaja en el suelo. /DAVID APREA/
Leire Iglesias trabaja en el suelo. /DAVID APREA

DV. El encuentro internacional entre las selecciones femeninas de judo de Euskadi y Cuba produjo general satisfacción entre competidoras, técnicos y organizadores de la confrontación. El equipo cubano confirmó que su preparación va por el buen camino y que sus ambiciones olímpicas están justificadas. Confían en conquistar cuatro medallas en Pekín y en Usurbil dejaron claro que pueden pelear por ellas.

Para las judokas vascas la experiencia fue enriquecedora desde todos los puntos de vista. El seleccionador Esteban Arrillaga entiende que aún más importante que el encuentro de Usurbil «es haber tenido la posibilidad de convivir y entrenar con unas deportistas de semejante nivel. El ambiente que estamos viviendo estos días en Usurbil con la delegación cubana es inmejorable. Para nosotros es una oportunidad y un orgullo poder disfrutar de esta experiencia».

La selección vasca logró una victoria la de la olímpica vizcaína y subcampeona de Europa Leire Iglesias ante Anaisis Hernández. Leire también igualó ante una rival de alto nivel y seis kilos más de peso como Yalennis Castillo. Yahaira Agirre igualó en una intesa pelea con Lupetey. Las otras siete peleas acabaron con triunfos cubanos. Espinosa batió a Iraia Bidaurrazaga; Lantaron, a Nerea Sanz y Oiana Blanco; Hernández, a Nerea Arruti; Bermoy, a Oiana Blanco; Mestre, a Tamara Varela y Lupetey, a Maier Uriarte.

La selección de Cuba todavía estará unos días entre nosotros y en el entrenamiento de esta tarde las olímpicas de Cuba se van a enfrentar a los chicos del Usurbil en un duelo con múltiples atractivos.