Kreuziger se impone en la Vuelta a Suiza e Igor Anton amarra la tercera posición

Cancellara dio un recital en la última etapa, que tuvo constantes ataques desde el principio.

Igor Antón sonríe en el podio de la Vuelta a Suiza. /AFP/
Igor Antón sonríe en el podio de la Vuelta a Suiza. /AFP

El ciclista checo Roman Kreuziger, del equipo italiano Liquigas, se llevó la victoria absoluta de la Vuelta a Suiza tras disputarse la novena etapa, en la que se impuso el ciclista suizo Fabian Cancellara (CSC), que logró así su segundo triunfo parcial. Igor Anton, de Euskaltel, mantuvo su plaza en el podio y concluyó tercero.

Los últimos 168 kilómetros de la carrera, entre las ciudades de Altdorf y Berna, fueron recorridos por Cancellara en 4 horas, un minuto y 7 segundos, mientras que la segunda posición fue para el belga Philippe Gilbert. La general quedó con Kreuziger al frente, seguido del alemán Andreas Klöden (Astana) a 49 segundos.

Una jornada que no resultó ser de trámite como esperaba el flamante ganador Kreuziger, la nueva joya del ciclismo checo; pues desde el banderazo de salida se produjeron numerosos tirones que no fueron a ninguna parte.

En el tramo final, el ritmo y el descontrol de los equipos con esprinters fueron la nota predominante que aprovecharon otros corredores para sacar provecho de ese río revuelto.

El primer beneficiado fue el kazako Maxim Iglinsky, ya que superaba a su rival en la montaña David Loosli en el último puerto de la carrera, el alto de Bolligen, y con ello rompía la igualada en ese apartado para subir al primer peldaño del podio de la montaña.

Tras el alto y, prácticamente en el callejeo de Berna, muchos tirones siendo el más importante el protagonizado por el belga Philippe Gilbert. Un demarraje al que respondió por algunos momentos el español Gutiérrez, pero sin éxito al no haber entendimiento entre ellos.

Complicado para el suizo

Un ataque que sirvió para destrozar la esperada llegada masiva y que aprovechó el campeón del mundo contrarreloj Fabian Cancellara para dejar claro que se encuentra en un gran momento de forma para su gran objetivo que es ganar alguna etapa en el Tour de Francia, al lado del líder del equipo el español Carlos Sastre.

La victoria de Cancellara no fue nada sencilla, pues el belga Gilbert se lo puso muy complicado. Al final, en las últimas pedaladas, se impuso la veteranía y potencia de Cancellara para llevarse la victoria de etapa, la segunda en esta edición, lo mismo que hizo el español tres veces campeón del mundo Oscar Freire, primer líder de la carrera, para asegurarse la camiseta de la regularidad al ser el mejor en el esprint principal.

Igor Anton logra, de esta forma, su mejor resultado desde que debutara en profesionales hace tres años, en la temporada 2005, en una carrera internacional, a lo que hay que sumar su segundo puesto en la Euskal Bizikleta. Ahora tratará de llegar con frescura a la salida del Tour para tratar de seguir engrosando su palmarés y continuar firmando una gran temporada.

Fotos

Vídeos