Euskadi femenina se mide a la potente Cuba

El Polideportivo de Usurbil se quedará pequeño el sábado. Cuba presenta a su equipo olímpico con dos campeonas del mundo .

FERNANDO BECERRIL| SAN SEBASTIÁN.

DV. Las selecciones femeninas de Euskadi y de Cuba se enfrentarán en encuentro internacional del máximo nivel el sábado en Usurbil. El duelo dará comienzo a las 18 horas y Euskal Telebista tiene previsto ofrecerlo en diferido.

La confrontación entre las judokas vascas y una de las dos o tres primeras potencias mundiales reune los máximos atractivos. Lo que está claro es que quienes se acerquen el sábado a Usurbil tendrán la oportunidad de ver en acción a unas cuantas aspirantes al oro olímpico porque Cuba está presente en Usurbil con su selección olímpica y con la selección que disputará los mundiales junior.

Esa presencia de los dos equipos permitirá que el encuentro cuente con nueve peleas de máximo interés. Habrá tres pesos en los que se disputarán dos combates y no habrá pelea en más de 78 kilos porque Euskadi no puede oponer ningún rival a las gigantescas judokas cubanas.

El pronóstico es favorable para Cuba que se presenta con dos campeonas del mundo, Yanet Bermoy y Driulis González. La primera fue campeona en El Cairo en 2005 y subcampeona en Río de Janeiro en 2007. La segunda logró el oro en Río. Además Yurisledis Lupetey fue plata en El Cairo.

La selección de Euskadi no tiene la altura internacional de Cuba, pero tiene nivel como para pelear con sus espléndidas rivales. Las nueve seleccionadas vascas han pisado el podio en los campeonatos de España. Cuatro han sido campeonas senior, otras tres han sido campeonas junior y sub 23, dos más se han colgado un bronce en la alta competición. Para nuestras nueve competidoras el estímulo no puede ser más alto. Algunas ya conocen lo que es luchar con las cubanas en las altas competiciones internacionales.

Peleas apasionantes

Las nueve peleas prometen ser un espectáculo, pero hay algunas que van a resultar apasionantes. Llama la atención el choque entre Yanet Bermoy y Oiana Blanco en 48 kilos. Ya se han enfrentado dos veces en el circuito mundial con un triunfo para cada una, pero la cubana ya ha sido campeona del mundo y la del Usurbil todavía no ha logrado disputar unos Juegos, aunque en su historial figura una victoria sobre una de las grandes.

La única seleccionada vasca que va a competir en Pekín es la portugaluja Leire Iglesias. Lo hará en 70 kilos y en ese peso podría encontrarse en la lucha por las medallas de los Juegos con la misma rival a la que se va a enfrentar en Usurbil, la cubana Yalennis Castillo.

La alavesa Maier Uriarte, campeona de España, será la encargade de hacer frente a otra de las estrellas de la selección cubana, Driulis González. Otra gran pelea.

En 57 kilos la vizcaína Yahaira Agirre, que fue capaz de arrebatar un reciente campeonato de España a la mismísima Isabel Fernández, tendrá enfrente a Yurisledis Lupetey, subcampeona del mundo en 2005. Puede ser otro momento estelar. Como el que disputarán la vizcaína Ainhoa Toro y otra medallista en el Mundial como Yurisel Laborde.

También llama la atención el combate en 48 kilos entre la irundarra del Usurbil Nerea Sanz y la junior cubana Zaily Lantaron, de la que hablan maravillas.

Visita anterior

Las 1.300 plazas del Polideportivo de Usurbil estarán abarrotadas. El año pasado se llenó el pabellón usurbildarra para ver el duelo con Portugal y ésta es otra historia de un nivel mucho más alto.

No será la primera vez que Cuba visite Usurbil y a sus responsables Gipuzkoa les trae buenos recuerdos. Ya estuvieron entrenándose aquí en 1992 antes de viajar a los Juegos de Barcelona y parece que la experiencia fue positiva.

Este año van a pasar ocho días entre nosotros. Llegaron el miércoles y están preparando los Juegos en Usurbil desde entonces. Permanecerán aquí hasta el jueves de la semana que viene.

Ilusión vasca

Esteban Arrillaga, seleccionador de Euskadi, no puede ocultar su ilusión en vísperas de esta confronatación: «Es una suerte contar con la presencia de uno de los mejores equipos del mundo, poder entrenarnos con ellos y competir con una selección tan poderosa».

No puede ocultar la admiración que siente por el entrenador de la selección de Cuba: «Ronaldo Beitia es uno de los más grandes.Ha conseguido 18 medallas olímpicas y 48 en Campeonatos del Mundo. Más catorce en mundiales junior y 16 en las Universiadas. Su equipo está siempre en el podio».

No parece que pese a semejante carta de presentación, el seleccionador vasco se sienta intimidado: «Nosotros también enemos un gran equipo. Lo normal sería que el triunfo fuera suyo, pero también habrá victorias nuestras. No estaremos tan lejos».