«Cantar en Eibar es más real que mi trabajo al lado de Madonna»

La cantante y actriz navarra trabajó en 'Evita' con Madonna y en 'La Ardilla Roja', de Julio Medem

ALBERTO ECHALUCE|
Maite Yerro ofrece mañana en el Coliseo un espectáculo único./
Maite Yerro ofrece mañana en el Coliseo un espectáculo único.

La cantante y actriz Mayte Yerro actúa mañana en el Coliseo, a partir de las 20.30 horas, para ofrecer un espectáculo único que no pasará desapercibido para los amantes de su música, una especie de ópera electrónica, acompañada de músicos cubanos. Natural de Lerín, Navarra, ha estudiado Filología, Arte Dramático y es titulada como profesora de canto clásico. Ha participado como actriz en distintas películas como Evita, de Alan Parker, junto a Madonna, y La ardilla roja, de Julio Medem. Ha trabajado como directora y actriz de teatro en compañías de España y Bélgica. Su formación musical es audaz. Empezó en el rock sinfónico y el pop. Formó distintos grupos: Reptilias (rap), La Mujer del prójimo, Qué harías tú sin mi? (cabaret). Ha grabado bandas sonoras (La Ardilla Roja), musicales (La maja de Goya), (El hombre de la Mancha), operas (Henry Clifford y Merlín) y discos para cantantes tan variados como (Labordeta, La Boa, Paco Clavel, Nacho Laguna, Mate Almendral, etcétera).

- ¿Cómo va a ser el espectáculo que presenta en Eibar?

- El espectáculo que llevó a Eibar se presentó en Madrid en el auditorio 400 del Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía. Es muy teatral y es una especie de cabaret, con un contenido sociopolítico. Constituye el nuevo trabajo de nuestro grupo, de nombre Déjamever que desde el año 2002 mezcla teatralidad y poder vocal. Déjamever otorga un nuevo sentido al concepto de canción con mensaje social, hasta ahora casi monopolizado por el rock. Escogemos conceptos básicos del romanticismo, siendo cambiados por el rock y por el sintetizador, el piano y las proyecciones de imágenes,todo mezclado con el teatro moderno de carácter visual. A todo ello se le añaden la personalidad de mis versos , unidos con la música. El resultado es una mezcla de estilos que sin duda no dejará a nadie indiferente.

- ¿Y porqué la fragilidad?

- Viene a colación en que cuando una persona tiene muchas voces es más sensible. No está posicionada en un único centro. Y, si así lo haces esto te da una calidad de vida mucho mayor.

- ¿Cuál es su propuesta musical?

- Mi trabajo tiene relación con la aportación de la música electrónica, unida a la ópera, incluso con rap. Me acompaña una mujer que toca el cello, otro músico al bajo, una percusión, teclado y guitarra. Es como un viaje muy teatralizado.

- ¿Qué experiencia le ha reportado su participación en Evita, con Madonna incluso?

- Fue un experiencia muy interesante poder ver todo el engranaje del cine inglés con la música. Para mí trabajar en Eibar es más real que estar al lado de Madonna, en una secuencia o rodaje.

- ¿Conoció a Madonna?

- Sí, aunque sólo nos vimos en un momento de la grabación. En el rodaje me pidió mi opinión sobre la película a la que le calificó de ser una mierda porque estaba enfadada con Alan Parker. Me pareció una diva asequible.

- ¿Qué opinión le merece el estereotipo de mujer que se ha montado en torno a Madonna?

- El mundo del rock es absolutamente masculino. El poder en esto también ha correspondido a los hombres. Es muy difícil que una mujer pueda llegar a la cima. Por ello, yo valoro muchísimo a una mujer que pueda llegar donde ha podido llegar Madonna. Valoro su inteligencia para estar ahí y cómo se va transformando con el tiempo, junto con la caña que mete a su música, independientemente que pueda gustar o no.

- ¿Cómo fue su participación en 'Evita'?

- Hice un papel secundario. Pasé muchos castings y al final fui seleccionada por Alan Parker. Tampoco es muy diferente a lo que normalmente se pueda hacer en España.

- Tampoco se puede olvidar su participación en 'La Ardilla Roja'. ¿Cómo fue esta experiencia con Julio Medem?

- También canté para la banda sonora de este film que dirigía Alberto Iglesias. Con él hice un papel que se rodó, aunque de escasa duración. Medem es una persona con mucha sensibilidad y muy especial.

- ¿Cuáles son sus proyectos futuros?

- Ahora tengo previsto sacar mi primer disco. También estoy rodando para la 2 de Televisión Española un documental sobre artistas singulares, relacionado con la creación. El documental acaba con un videoclip que se llama El Eco de los ahogados.

- ¿Podría comentar cuál es la modalidad artística que más le gusta, el rap, la música electrónica, la ópera?

- Parto siempre de los textos que yo los escribo. Cada uno de ellos tiene un estilo, con una personalidad muy definida. Me interesa el lenguaje de hablar con el público y la poesía. Los textos están muy pensados, pero creo que con humor entra todo.

- Tener un nombre en este mundo es una tarea titánica, para que después accedan a la fama gente que sale de Operación Triunfo. ¿Qué opinión le merece esto?

- Me parece un horror esto de Operación Triunfo, pero no por la gente que participa en este concurso. Lo que yo estoy en contra es en relación al trasfondo musical que está detrás de todo esto. Se trata de unificar toda la música bajo unos criterios que no puedo admitir. Vas a París o Londres y verás que es exactamente igual el programa, pero desgraciadamente marcando el tipo y la manera que se tiene que cantar. Aplican el cuatro por cuatro y unas cadencias que constituyen la muerte de la música. En la década de los sesenta había cambios de poliritmias, composiciones y variaciones musicales muy notables. Ahora todo eso está muerto.

- Pero impresiona leer su curriculum. ¿Por qué usted no ha saltado a la fama?

- Una fama tiene que definirse en algo, pero siempre trabajando en lo mismo. Yo nunca me he definido y eso, al final, tiene un precio. He trabajado con grupos flamencos e incluso rap He hecho, cine, teatro, he dirigido obras. Esa disparidad conlleva que te metan en una casilla. Yo siempre he vivido de la música, pero no del escaparate. Llevo en este mundo un total de 23 años, en Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos