Valverde y Zubeldia, camino del Tour

Caisse d'Epargne controló, primero, y protegió, después, a su líder en la última etapa del Dauphiné. Euskaltel-Euskadi buscó hasta el final una victoria de etapa y colocar a Haimar en el podio

BENITO URRABURU| SAN SEBASTIÁN.
Valverde ha dominado el Dauphiné Liberé con mucha autoridad. /AFP/
Valverde ha dominado el Dauphiné Liberé con mucha autoridad. /AFP

DV. Cinco de los diez primeros clasificados en el Tour de Francia 2007 terminaron ayer entre los diez mejores del Dauphiné Liberé en el que Alejandro Valverde mantuvo el primer puesto que consiguió en la contrarreloj. Ahora ya sabe lo que es defender un maillot amarillo hasta el final en una carrera de nivel internacional.

Valverde, junto a Cadel Evans, Levi Leipheimer, Haimar Zubeldia y Mikel Astarloza han demostrado, con poderosas razones en la carretera, que atesoran méritos, forma y experiencia para volver a brillar en una de esas pruebas que siempre está por encima de sus participantes: cambiarán los nombres y el Tour seguirá devorando hombres, leyendas.

De los corredores que hemos citado, Leipheimer y su equipo, Astana, no estarán en Francia. Una razón más que demuestra y afianza el poder del Tour, que está por encima de sus protagonistas.

Carlos Sastre ha finalizado en vigésima posición. Pereiro ha tenido que trabajar para Valverde. Michael Rogers, que abandonó hace un año el Tour, finalizó en undécima posición. Kim Kirchen, séptimo en 2007, no ha estado en el Dauphiné. Si a esos nombres les añadimos los de Denis Menchov, los hermanos Franck y Andy Schleck, junto a Damiano Cunego, tenemos el Tour 2008. Todo parece estar igualado.

Alejandro Valverde ha ganado el Dauphiné Liberé. Lo ha hecho con suficiencia, arropado por un equipo muy fuerte. No es raro, al menos en los últimos tiempos, que Eusebio Unzue protega a sus líderes con un armazón sólido, sin apenas rendijas. David López, Pereiro, Uran, todo el grupo, manejó la carrera a su antojo.

De Alejandro Valverde lo único que se puede decir es que su estado de forma es muy bueno. ¿Demasiado a tres semanas del inicio del Tour? Eso nunca se sabe. Lance Armstrong ganaba el Dauphiné Liberé y luego se imponía en el Tour, con caídas incluidas, en 2002 y 2003. El año pasado lo ganó Christope Moreau, como en 2001.

Levi Leipheimer vencía en 2006. Iban Mayo lo hacía en 2004, con Lance Armstrong en cuarta posición. Miguel Indurain se imponía en 1995. Un mes más tarde ganaría el Tour.

En 1996 volvería a imponerse en el Dauphiné Liberé. No ganó el Tour. Fue el principio del final de su carrera. Valverde disfrutará del momento, la firma que le paga, francesa, Caisse d' Epargne, sacará rendimiento publicitario a su triunfo y el Tour estará donde siempre, en julio, al acecho.

Termina Valverde el Dauphiné con veinticuatro días de competición en las piernas, con una preparación muy cuidada, evitando desgastes en uno de esos ciclistas que se pone muy rápido en forma y al que la ambición lleva a disputar todo lo que corre.

Dos etapas y la general, que se unen a la Vuelta a Murcia, la Lieja-Bastogne-Lieja y la Paris-Camenbert.

Valverde valoraba como se merece el triunfo logrado: «Esta es una victoria muy importante, no solo por el prestigio que tiene la carrera sino también porque me ha permitido juzgar mi condición y la de parte de mis adversarios de cara al Tour».

Matizaba lo que dijo cuando ganó la primera etapa de la prueba: «La Dauphiné no era un objetivo cuando vine a correrla, pero después de realizar un buen prólogo, de ganar la primera etapa y de vestirme de amarillo, me encontré muy motivado para luchar hasta el final e intentar anotarme la prueba. El equipo ha hecho un gran trabajo».

Euskaltel-Euskadi ha tenido momentos de lucidez. Dos corredores entre los diez mejores, Haimar Zubeldia, quinto, y Mikel Astarloza, séptimo, han estado donde debían. Son dos ciclistas muy distintos, a pesar de que físicamente se parecen. Zubeldia es menos corpulento que Mikel.

A los dos les cuesta ganar, es cierto, pero no nos engañemos: para estar con los mejores en el Dauphiné Liberé y en el Tour hay que tener cubicaje, o lo que es lo mismo, motor, fuerza. Si encima ganasen estaríamos hablando de otra cosa.

xxxx

Xxx

Xxxxxxxxxx

xxxxxxxx

xpuy. vvvvv

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos