Guitrans pide que se dé comida y aseo a los miles de camioneros en Biriatou

Camioneros retenidos reponen fuerzas tras largas horas de espera. / F. de la Hera/
Camioneros retenidos reponen fuerzas tras largas horas de espera. / F. de la Hera

El presidente de la Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, (Guitrans), Ignacio Cepeda, solicitó ayer a las instituciones que faciliten comida, bebida y aseo a los miles de camioneros que permanecen parados en el paso fronterizo de Biriatou, en Irun.

Cepeda aseguró a Efe que Guitrans ha adquirido «con sus fondos» alimentos y los ha distribuido entre los camioneros que se encuentran detenidos en este paso fronterizo irunés, aunque reconoció que la asociación se encuentra «muy limitada» a la hora de prestar esta ayuda.

«Hay instituciones preparadas que pueden canalizarlo bien», agregó Cepeda, quien reclamó la implicación de las administraciones para que estos camioneros puedan comer y beber.

También demandó a las instituciones, concretamente al Ayuntamiento de Irun, que permita a estos camioneros acceder a las instalaciones deportivas de la localidad para poder asearse a las horas que considere oportuno.

«No sé a quién corresponde, pero tener a miles de personas sin poder ducharse, lavarse o comer es triste», agredó Cepeda, quien agradeció el apoyo prestado por la Cruz Roja y la DYA el trato que están recibiendo los camioneros por parte de la Guardia Civil y la Ertzaintza.

Estos camioneros permanecen parados en el carril derecho de la autopista A-8 (Bilbao-Behobia) desde que el lunes se inició este paro en el paso fronterizo de Biriatou, donde forman largas colas que alcanzan los siete kilómetros en sentido a Francia y los tres en dirección a San Sebastián.

Aunque algunos se atreven a alejarse del camión para hacerse con algunas provisiones tras una larga caminata, la mayoría permanece junto a sus vehículos.

Cepeda expresó además su «preocupación» por el desarrollo de las negociaciones entre el sector y el Gobierno que, a su juicio, debe «comprometerse oficialmente» y evitar una «mera declaración de intenciones». «Tampoco es tan complicado que se adopten unas medidas que deban ser cumplidas por ley a través de decretos», agregó, al tiempo que deseó que «ojalá se resuelva lo antes posible» esta situación, ya que «el paro no es bueno para nadie».