La piscina de Berazubi mira al futuro y abre sus puertas, de nuevo, este verano

Los responsables esperan que el tiempo mejore para disfrutar del recinto El complejo de Berazubi pasa por convertirse en un complemento de Usabal

El próximo día 14 de junio se abrirá la piscina de Berazubi, hasta el mes de septiembre. /KLISK/
El próximo día 14 de junio se abrirá la piscina de Berazubi, hasta el mes de septiembre. /KLISK

DV. A pesar de que la lluvia y el frío no nos den un respiro y parezca que estemos en otra estación del año, las previsiones veraniegas en Tolosa siguen su curso. Desde Berazubi se informa así que el próximo día 14 de junio se abrirá la piscina. La entidad urdiña mira con preocupación al cielo y señala que «aunque hay un buen ritmo de tramitación de abonos, el factor clima es decisivo de cara a las perspectivas de la piscina, en la temporada estival y eso significa que si el tiempo lo permite podremos disfrutar un verano más de la piscina de Berazubi».

En total se llegará a una cifra de unos 200 abonados. Los no socios podrán pagar entrada diaria. La piscina permanecerá abierta hasta septiembre, en horario de 11.00 a 20.30horas.

Después de muchos dimes y diretes sobre el futuro de la piscina de Berazubi, la directiva urdiña ha mantenido su decisión de abrirla también este verano. El presidente de la entidad, Iñaki Arratibel, indicó que la piscina «sigue siendo, de momento, asumible por el club», aunque reiteró nuevamente su postura al afirmar que Berazubi ha de convertirse en una infraestructura moderna deportiva, complementaria a Usabal.

Una piscina con historia

La creación y puesta en marcha de una piscina para Berazubi se puso, por primera vez, sobre la mesa en la asamblea general de socios del año 1963. Concretamente, el 26 de octubre figuró en el orden del día y se debatió sobre el proyecto y la financiación. «Se solicitaron unos anticipos de 1.000 pesetas con devolución en 15 años, sin intereses», recuerda el socio urdiña Vicente Otero.

Cerca de 500 socios, un 60% aproximado del total en aquellos años, realizaron su aportación, que unida a la ayuda prometida por la Delegación Nacional de Deportes del 66'66% del presupuesto y la del 12'50% prometida por el presidente de la Diputación de Gipuzkoa se garantizaba el presupuesto de la obra, que ascendía a un total de 2.355.236,21 pesetas. El proyecto de la piscina era ya una realidad y se dio luz verde a las obras.

Vicente Otero señala que el 7 de noviembre de 1964, la Delegación Nacional de Deportes «comunicaba oficialmente la concesión de un préstamo extraordinario de 1.554.456 pesetas».

Inauguración

La piscina de Berazubi se inauguró al año siguiente, en concreto, el 25 de julio de 1965. «Su apertura -explica Otero- causó un gran entre los tolosarras ya que el nuevo recinto servía de acogida a muchas familias, que durante todo el verano tenían como centro de su vida social, el ambiente creado en torno a la piscina. Todavía supervivimos familias de aquella época, que seguimos haciendo nuestro verano en Berazubi, como los Jáuregui, Sarrieta, Otero, Arbeloa, etc.».

Vicente Otero es el actual responsable del buen funcionamiento y mantenimiento de la piscina de Berazubi, junto con el conserje, Javier Basañez y la secretaria de la entidad urdiña, Asún Eguren.