La nueva hornada criolla toma Europa

J.F.M.

La derrota de la selección chilena sub 23 en la final del Torneo Internacional de Toulon supone, curiosamente, el comienzo de una nueva vida profesional para los mejores futbolistas de la llamada nueva hornada criolla. A las órdenes de Marcelo Bielsa, los Morales, Orellana, Carmona, Villanueva y compañía han tocado el cielo con los dedos y han despertado el interés de los clubes europeos.

Ellos ya tienen pie y medio en el viejo continente, un sueño que persiguen todos los niños suramericanos cuando dan sus primeras patadas a un balón.

Chile cayó por la mínima ante la Italia de Pierluigi Casiraghi, que se proclamó campeona del torneo gracias al gol del argentino nacionalizado Pablo Daniel Osvaldo. La decepción roja se hizo aún mayor al estrellar Pedro Morales un balón en el poste en el minuto 92.

Los organizadores premiaron el fútbol que atesoran en sus botas promesas como el propio Morales, de Universidad Católica, quien recibió el consuelo de ser el jugador más elegante. Morales también recogió el premio al mejor gol del campeonato, por un tanto desde 45 metros a Costa de Marfil en cuartos de final.

Fabián Orellana fue elegido el cuarto mejor futbolista del certamen. Por último, Rafael Caroca fue designado el mejor jugador joven de la final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos