El cargadero de Mollarri será visitable para finales de año

Es cuando finalizarán los trabajos de restauración del cargadero y el acondicionamiento de las sendas peatonales Las obras las financia el Ministerio de Medio Ambiente

ANTXON ETXEBERRIA
El movimiento de tierras se hace visible en las inmediaciones del cargadero de Mollarri./
El movimiento de tierras se hace visible en las inmediaciones del cargadero de Mollarri.

ZARAUTZ. DV. Las obras del cargadero de Mollarri siguen su curso. Actualmente están realizando la restauración del cargadero y preparando sendas peatonales para acceder desde la playa y desde el camping al mismo cargadero. Este proyecto, que lleva el nombre concreto de 'Tratamiento de accesos a la costa y rehabilitación del área del cargadero de Malla-Arria' lo redactaron en su día los arquitectos José Mª Alkorta, Joaquín Belio e Iñigo Lizundia. Lo está ejecutando la empresa Construcciones y Estudios SA, de Valencia y lo financia totalmente el Ministerio de Medio Ambiente y más exactamente, la demarcación de Costas.

En cuanto a las sendas, se mejorarán los trazados, según detalla el concejal de Medio Ambiente Alejandro Vázquez. El camino que se iniciará en el puente de Iñurritza, subirá por el trazado del camino viejo ya existente hasta Talaimendi. Allí empalmará con el camino que viene del camping y que llega hasta Mollarri. La anchura que se le está dando ahora al trazado es casi la misma que tenía anteriormente. El trazado del área del cargadero, en cambio, es más ancho, para que la maquinaria de obra pueda acceder hasta el cargadero. Cuando acabe la obra, parte del camino se tapará y quedará únicamente la senda peatonal. Se mantendrá un mínimo de anchura para que, en casos de emergencia, pueda entrar algún vehículo.

De la misma manera, se realizará una urbanización mínima en la zona, introduciendo luz y agua, procurando un acabado especial para que no impacte mucho y las sendas peatonales integren perfectamente en el entorno del campo.

En cuanto al propio edificio del cargadero, el proyecto consiste en su recuperación. Ahora mismo llama la atención la limpieza que han realizado en el propio cargadero. La estructura ha quedado a la vista, desprovista totalmente de la vegetación que se había apoderado del lugar completamente.

Asimismo, están limpiando los depósitos y sujetando firmemente las piezas que se encuentran en el interior del cargadero. También han limpiado un foso que hay debajo que, antiguamente, lo empleaban para lavar el mineral. De momento, están realizando trabajos de limpieza y de consolidación. Hay que decir que, desde 1912, no había entrado una máquina en ese espacio y que el trabajo está teniendo su dificultad.

Nueve meses de obras

Si todo marcha sobre lo previsto, las obras durarán nueve meses y para finales de año el proyecto podrá estar terminado. Mientras estén trabajando, no se podrá andar por los trazados, ya que puede resultar peligroso: por movimientos de tierra, arcillas resbalosas...

Cuando acabe la obra, el cargadero será totalmente visitable. Se pondrán paneles informativos que cuenten la historia del lugar y quedará una excursión curiosa con sus miradores y sus recorridos peatonales Se podrá conocer la realidad de este lugar.

El cargadero de minerales de Mollarri funcionó entre los años 1913 y 1924. Por aquel entonces se traía hierro desde Asteasu por cable y por aire en vagonetas ya que había mucha demanda de este mineral. El material era almacenado en el cargadero de Mollarri y después se transportaba por mar a los países europeos. En el año 1924 el cargadero se cerró y desde entonces ha estado sometido al paso del tiempo y a los embates del mar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos