Las chicas del Usurbil conquistan la Liga

Batieron al temible Alicante de Isabel Fernández y al Sotillo de Sara Álvarez

FERNANDO BECERRILDV.SAN SEBASTIÁN.
Esteban Arrillaga y las campeonas del Usurbil, en el podio. [DV]/
Esteban Arrillaga y las campeonas del Usurbil, en el podio. [DV]

Las chicas del Judo Club Usurbil conquistaron la Liga de judo de Primera División y se convirtieron en el primer club español tras una memorable jornada de finales en la que superaron a los dos clubes más fuertes del panorama peninsular. El Alicante de la campeona olímpica Isabel Fernández y el Sotillo madrileño de otra olímpica como Sara Álvarez escoltaron en el podio a las guipuzcoanas.

El logro de las judokas usurbildarras alcanza características de hazaña ante rivales de semejante potencia. El Usurbil sumó diez puntos en los enfrentamientos con sus siete rivales y también lideró el apartado de victorias parciales con 21, una más que sus dos grandes adversarios y en puntuación total con 202 por delante de los 168 de las alicantinas y las 193 de las madrileñas.

El Judo Club Alicante se sentía campeón, pero se vieron sorprendidas por sus rivales alicantinas del Miriam Blasco. No pudieron pasar de un empate absoluto, dos victorias por banda y una puntuación idéntica por lo que se repartieron los dos puntos.

Para entonces las chicas del Usurbil ya habían hecho sus deberes. Habían empezado batiendo al Erreka pamplonés, a la postre cuarto clasificado, por 3-1 y a las colistas del Kobe-Hiroshima por 4-1. En ese momento ya eran campeonas, a falta del último encuentro contra el Miriam Blasco. Esteban Arrillaga, entrenador del Usurbil, puso en liza a las que menos habían competido para que el éxito fuera de todas y cedieron por 3-1 con el título en el bolsillo.

La base del triunfo la habían puesto en los primeros compromisos de la competición. Entonces fueron capaces de batir por 3-2 al Alicante y de no ceder ante el Sotillo, doble campeón el año pasado en hombes y mujeres, más que por un mínimo 3-2. Esa derrota fue la única que sufrió el equipo femenino del Usurbil antes de saberse campeonas y ceder en el último choque liguero.

La alegría se desbordó entre las judokas guipuzcoanas. Las nuevas campeonas subieron a lo más alto del podio mientras sus compañeros del equipo masculino les aclamaban tras un triunfo histórico para el judo guipuzcoano.

Buen papel de los chicos

También los hombres cuajaron una actuación importante en la máxima categoría masculina, en la que participan los trece mejores clubes. El equipo formado por Andoni Aizpuru, Ibai Peña, Aitzol Arrospide, Jaime Torre, Xabier Urkizu, Sergio Montes, Egoitz Mora e Iker Lizarribar terminaron en la sexta posición en su primera temporada en División de Honor.

El título fue para el Judo Club Valencia que alcanzó un pleno de 24 puntos con 47 victorias y una puntuación de 422. El Usurbil alcanzó los doce puntos con treinta victorias y 273 de puntuación. Una magnífica clasificación para un equipo que compitió con la gente del club sin los refuerzos externos de sus competidores.