Las cooperativas Irizar y Ampo se plantean su salida del Grupo Mondragón

Sus asambleas decidirán la propuesta presentada por los Consejos Rectores

PILAR ARANGUREN
Andoni Etxebarrieta, anterior coordinador general de                            Irizar. [LUSA]/
Andoni Etxebarrieta, anterior coordinador general de Irizar. [LUSA]

San Sebastián. DV. Una de las cooperativas más emblemáticas del Grupo Mondragón, Irizar, se plantea su salida del grupo cooperativo. Y no es la única, ya que Ampo, ubicada en Idiazabal, ha decidido tomar el mismo camino. Ambas pertenecen a la única división de Mondragón, Goikide, que se constituyó en función de su peculiar modelo de gestión -implantado por Koldo Saratxaga- y no del sector productivo, como es habitual, y a la que también pertenece la empresa Urola, de Legazpi.

Según confirmaron ayer fuentes de Irizar, la decisión de replantearse su relación corporativa y jurídica con el Grupo Mondragón y con Goikide ha sido adoptada por el Consejo Rector de dicha cooperativa. No obstante, será la asamblea de la empresa carrocera de autobuses la que tenga la última palabra.

La cuestión figura en el orden del día de la asamblea general ordinaria de la cooperativa, que tendrá lugar el próximo día 29, a las 12.30 en su sede social de Ormaiztegi. Así, además de los puntos habituales de aprobación de cuentas, informe de gestión y distribución de excedentes, el orden del día incluye la «información sobre la división Goikide y MCC, análisis de la relación corporativa y jurídica con las mismas, así como decisiones a adoptar».

Un aspecto que puede convertirse en todo un terremoto, ya que no es muy habitual que una cooperativa del Grupo Mondragón se plantee su salida, máxime cuando se trata de unas de las más carismáticas, y en un momento en el que el grupo cooperativo, que está en plena expansión, está tratando de aumentar el porcentaje de socios cooperativistas.

No obstante, dichas fuentes señalan que se «trata de reflexionar sobre la relación con el Grupo Mondragón y que no necesariamente puede suponer una salida del mismo a corto plazo». Añaden que en «ningún momento se plantean el modelo societario», por lo que independientemente de la decisión que adopte la asamblea, el Grupo Irizar seguiría siendo una cooperativa. Para adoptar una decisón al respecto, se requiere la mayoría simple.

Una cuestión que también se planteará Ampo, dedicada a la fundición de aceros inoxidables, que convocará a sus socios en próximas fechas.

Irizar, Ampo y Urola constituyeron hace dos años la división Goikide, basada en el modelo de gestión impulsado por Koldo Saratxaga en Irizar. Un modelo exitoso que ha tratado de contagiar a otras empresas del Grupo Mondragón, sin demasiado éxito, a pesar de los buenos resultados económicos de su proyecto.

De hecho, Koldo Saratxaga se hizo con las riendas de la empresa de Ormaiztegi en un momento crítico y consiguió reflotarla y situarla entre las empresas líderes de su sector en todo el mundo.

Una receta que también le ha servido a la empresa Ampo, que se encontraba inmersa en una crisis, y que en 2003 adoptó el modelo Irizar, con buenos resultados.

El fabricante de envases de plástico Urola, vivió un proceso similar. Precisamente, de ella salió Andoni Etxebarrieta para sustituir a Koldo Saratxaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos