Bailes por sevillanas con récord Guinnes

La masiva afluencia de parejas,250, propició que se batiese la plusmarca en la X Feria de Abril

MAITANE OLAIZOLA
250 parejas se reunieron ayer en los jardines de Luis Mariano para bailar sevillanas. [FOTOS: F. DE LA HERA]/
250 parejas se reunieron ayer en los jardines de Luis Mariano para bailar sevillanas. [FOTOS: F. DE LA HERA]

irun. DV. La asociación irunesa Embrujo Andaluz se propuso establecer el récord Guinness de bailes por sevillanas y ayer por la tarde lo consiguió, y de sobra, además. Para hacerlo, era necesaria la participación de un mínimo de cien parejas, y no sólo alcanzó la cifra, sino que la dobló. En total, 250 parejas, vestidas para la ocasión, acudieron a la convocatoria, celebrada a las siete de la tarde -una hora más tarde de lo previsto- en los jardines de Luis Mariano.

El acto estuvo enmarcado en el programa organizado con motivo de La Feria de Abril, celebrada en Irun durante este fin de semana. La cita cumplía este año su edición número diez y para conmemorarlo, los organizadores quisieron ofrecer al público algo «especial y divertido».

Se les ocurrió intentar establecer el récord mundial de bailes por sevillana. Colocaron carteles por toda la ciudad animando a los ciudadanos a participar. La llamada dio sus frutos. «Sabíamos que íbamos a superar la cifra de las cien parejas», comentaba la profesora de baile Nuria Cazorla.

Una vez que todos los participantes recogieron su dorsal y se colocaron en sus correspondientes lugares, la música comenzó a sonar. Hubo que realizar varios intentos porque el sonido fallaba, pero finalmente, los problemas técnicos quedaron resueltos y la prueba pudo comenzar.

Paseillos y remates

Los participantes, ataviadas ellas con vestidos de lunares, flores y mantilla, y con pantalón y camisa ellos, comenzaron a bailar al ritmo de la música, realizando paseillos, pasadas, careos, y remates, hasta finalizar con el típico desplante por parte de los ejecutadores del baile. Todo ello con gran coordinación de pies, brazos y manos.

La única condición era «bailar sin parar de forma alegre y elegante», y así lo hicieron, con más o menos acierto, al son de las cuatro coplas en que se divide la sevillana, mientras eran animados por las decenas de personas que, a pesar de la lluvia, acudieron a ver el intento de récord.

Irun acogió ayer la reunión más grande del mundo de personas bailando a la vez sevillanas, lo que significa que, tanto el nombre de la ciudad como el de la asociación local Embrujo Andaluz, quedarán inscritos en el Libro de los récords Guinness, que recoge todas las plusmarcas mundiales realizadas hasta el momento.

Fotos

Vídeos