Lissavetzky dice que «el dopaje de Gurpegui se ha demostrado judicialmente»

MADRID. Jaime Lissavetzky se defendió ayer de las recientes acusaciones lanzadas por el antiguo jefe de los servicios médicos del Athletic, el doctor Sabino Padilla, quien aseguró que el dopaje de Gurpegui «fue un montaje del CSD» afirmando que «los resultados del positivo de Gurpegui se han demostrado incluso judicialmente».

Lissavetzky garantizó la limpieza y transparencia del Consejo Superior de Deportes (CSD) en el largo proceso que llevó a castigar al centrocampista navarro del Athletic con dos años de suspensión. «En esta casa no se ha intentado nunca hacer nada contra nadie en temas de dopaje», afirmó para añadir que «Gurpegui tiene todo el derecho del mundo a ser reivindicado y a que se le trate bien en todos los estadios», aunque insistió en que «si cometes un error tienes que pagar».

Por otro lado, Lissavetzky justificó la autorización concedida a Ángel Villar para aplazar las elecciones a la FEF por su «preocupación» ante las amenazas realizadas por Joseph Blatter y la necesidad de ceder «frente a un elemento nuevo», el Código Electoral de la FIFA. AGENCIAS