La Fundacion de banca ética 'Fiare' se presenta mañana en el palacio Barrena

La Fundacion de banca ética 'Fiare' se presenta mañana en el palacio Barrena

ORDIZIA. DV. Organizada por el arciprestazgo de Ordizia, mañana, miércoles, a las 7.30 de la tarde, en el palacio Barrena, Juan Garibi va a ofrecer una charla coloquio mediante la que dar a conocer el proyecto Fundación Inversión y Ahorro Responsable; Fiare, el primer banco ético a nivel estatal que comenzó a gestarse el año 2001 en Bizkaia, a iniciativa de un grupo de organizaciones sociales dedicadas a los más desfavorecidos, entre las que Cáritas tuvo un especial protagonismo.

El donostiarra Perico Etxeburua, voluntario de Fiare explica que, aquellos inicios tuvieron lugar en el ámbito de la Iglesia, teniendo como principal entusiasta al destacado sacerdote vizcaino Joseba Segura. Inquietud que enseguida se abrió a diferentes organizaciones sociales, sobre todo ONG como Médicus Mundi, etcétera. «Hoy son 72», apostilla.

«Desde 1995, en Italia la banca ética era una realidad y aquí había que intentarlo», subraya.

«Eramos conscientes -explica Perico Etxeburua- de que existía una conciencia creciente, tanto en personas como en organizaciones, de que el uso del dinero en el ámbito del ahorro y de la inversión debe responder a los mismos criterios que sostienen los idearios de dichas organizaciones y, por lo tanto, moverse también en el terreno de la ética. Veíamos además, que crecía el número de ahorradores insatisfechos, una insatisfacción relacionada con las políticas de inversión social, ya que muchas de las actuaciones respondían más a principios comerciales y estrategias de venta que a sólidos planteamientos sociales».

En este contexto, el objetivo de este proyecto de banca ética surgía con un doble propósito. Por un lado, tratar de financiar actividades económicas que tuviesen y tengan un impacto social positivo, «lo que significa apoyar empresas y proyectos sociales, medioambientales, culturales y humanitarios». Por otro, ofrecer al ahorrador e inversor, que tendrá una información detallada del destino del dinero, la posibili- dad de apoyar este tipo de actividades.

Como resultado de este análisis y reflexión, 52 organizaciones sociales, en calidad de socios fundadores decidían sumar su esfuerzo y sus recursos (capital fundacional) para constituir, en febrero de 2003, Fiare.

Una fundación sin ánimo de lucro, independiente, abierta a la participación, al servicio de las necesidades financieras de la economía social y que desde el rigor profesional se propone responder a la demanda creciente de ahorrar e invertir según criterios éticamente exigentes.

En el año 2005, Fiare formaliza con la Banca Popolare Ética de Padua (Italia) un convenio para constituirse en agencia del citado banco, lo que en octubre de ese mismo año le permite abrir su sede en Bilbao, y en diciembre de ese mismo año, poner en marcha una oficina no permanente en Pamplona.

El 11 de mayo de 2006 hizo lo mismo en San Sebastián, en las instalaciones de Cáritas Diocesana, oficinas a las que siguieron las de Vitoria, Madrid, etcétera.

Cooperativa para 2010

La idea, apunta Perico Etxeburua «es que para el año 2010 el Proyecto Fiare y su banca ética se conviertan en una cooperativa de crédito que funcione de manera autónoma». «En estos momentos afrontamos una amplia etapa de expansión por Levante y Andalucía, labor que llevan a cabo fundamentalmente personas voluntarias».

«Precisamente -apunta Perico- la presentación de mañana correrá a cargo de Juan Garibi, responsable de este plan de expansión. En nuestro quehacer, la apuesta por los proyectos sociales y la falta de ánimo de lucro es el elemento diferenciador, nuestra seña de identidad», remata.

Legalmente, esta Fundación es un banco en el que los particulares y algunas empresas realizan sus depósitos. Con este capital se invierte en unos proyectos que previamente son evaluados por una comisión en la que participan representantes de todos los ámbitos que colaboran en el proyecto. Allí se valora el componente ético y social del proyecto y se aprueban las concesiones de préstamos. Y una vez concedidos los créditos, se publican en la página web de la Fundación, www.proyectofiare.com. En estos momentos, explica Etxeburua, «entidades de toda España pueden solicitar préstamos para sus proyectos, pero no todos los ciudadanos pueden realizar sus depósitos porque no cuentan con una oficina en su comunidad autónoma que promueva la cercanía y la confianza. De ahí la necesidad de la expansión de la red».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos