Diez detenidos en Gipuzkoa acusados de una docena de actos de kale borroka desde 2005

Los arrestados en Errenteria, Oiartzun y Arrasate tienen entre 20 y 27 años. Se les atribuyen ataques a instalaciones policiales, sedes de partidos y estaciones de ferrocarril

Diez detenidos en Gipuzkoa acusados de una docena de actos de kale borroka desde 2005

SAN SEBASTIÁN.DV. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron durante la madrugada de ayer a diez personas en Gipuzkoa acusadas de intervenir en, al menos, una docena de actos de violencia callejera durante los últimos tres años. Además, otras tres personas fueron arrestadas en Arrasate por obstaculizar la labor de los policías cuando se disponían a registrar un piso. Los detenidos, con edades comprendidas entre los 20 y 27 años, formaban presuntamente un grupo de apoyo a ETA al que el Ministerio del Interior le atribuye la realización de diversos atentados con artefactos incendiarios contra instalaciones policiales, sedes de partidos, bancos, estaciones de ferrocarril, transporte público y mobiliario urbano desde el año 2005. El grupo operaba en Errenteria, Lezo y Oiartzun, de donde proceden los arrestados.

La operación policial, desarrollada con mandatos emitidos por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, incluyó la realización de dieciocho registros, trece de ellos en domicilios de Errenteria, Oiartzun y Arrasate, y los cinco restantes en locales utilizados por los detenidos para ocultar materiales y celebrar reuniones. En los registros fueron incautados ordenadores, material informático, propaganda de la organización ilegal Segi, teléfonos móviles y diversa documentación. Seis de los arrestados son naturales de Errenteria, dos de Oiartzun, uno de Pasaia y otro de San Sebastián. Entre los locales inspeccionados por los policías se encuentran la sociedad Landare, de Errenteria, el gaztetxe Kataxulo, de Oiartzun, y el Ibaiondo, de Lezo.

En Oiartzun fueron detenidos dos jóvenes, mientras que en Errenteria se produjo el arresto de otros siete. La última detención tuvo lugar en Arrasate.

Cuando los agentes estaban efectuando un registro en el piso de uno de los detenidos en Mondragón se encontraron con un grupo de personas que les hicieron frente tratando de impedir el desarrollo de la operación. Tres personas fueron detenidas acusadas de atentado, resistencia y desobediencia. Las tres pasarán a disposición del juzgado de guardia cuando concluyan las diligencias policiales.

La lista de ataques de violencia callejera que se atribuye al grupo desarticulado incluye más de una docena de incidentes registrados desde 2005. En esa relación, facilitada por el Ministerio del Interior, aparecen ataques contra instalaciones policiales o sus miembros como, por ejemplo, el lanzamiento de cócteles molotov contra la Comisaría de la Ertzaintza de Errenteria el 10 de agosto de 2005, o contra la vivienda de un ertzaina en la misma localidad el 22 de diciembre del mismo año. También figuran las agresiones a agentes del Cuerpo Nacional de Policía que fueron atacados el pasado mes de febrero en Errenteria, al ser identificados por los radicales.

Sedes oficiales

Se considera a los detenidos responsables de otros ataques que tuvieron como objetivo sedes oficiales como el Juzgado de Paz de Errenteria, que fue incendiado el 6 de febrero de 2005, o la oficina de Correos de Lezo, incendiada también el 6 de octubre de 2007.

Entre las acciones del grupo desarticulado se encontrarían también dos ataques contra instalaciones eléctricas: el 14 de abril de 2005 fue incendiado un transformador en Lezo que provocó el corte de suministro eléctrico a 7.600 usuarios; y el 10 de febrero pasado otro incendio en una subestación, también de Lezo, ocasionó cortes de suministro eléctrico durante tres horas a diferentes puntos de Errenteria, Oiartzun y Pasai Donibane.

Otros ataques atribuidos al grupo tuvieron como objetivo diferentes empresas. En uno de ellos, cometido el 12 de junio de 2007, fueron incendiados nueve turismos de Telefónica que estaban en un garaje de Errenteria. El 30 de diciembre del mismo año miembros de la célula incendiaron la estación de Eusko Tren en el barrio de Gaztaño provocando importantes daños materiales. En septiembre de 2007 protagonizaron otro ataque contra un concesionario de Renault en Oiartzun. La relación de actos de violencia callejera atribuida a los diez detenidos se completa con el lanzamiento de cócteles molotov contra el vehículo de un concejal socialista de Errenteria, en enero de 2005, y diversos destrozos ocasionados en cajeros automáticos y mobiliario urbano.