Jon Jauregi considera que el resultado de la inspección fiscal le exculpa de las acusaciones

Asegura que sus viviendas estaban declaradas y que en la declaración complementaria presentó unos rendimientos inmobiliarios que supusieron, además, un saldo a su favor

D. T.
Jon Jauregi, en un acto de su partido hace un año. [FÉLIX MORQUECHO]/
Jon Jauregi, en un acto de su partido hace un año. [FÉLIX MORQUECHO]

SAN SEBASTIÁN. DV. El ex candidato del PNV a diputado general, Jon Jauregi, asegura que la inspección fiscal realizada a petición propia ha demostrado que su situación fiscal es «regular y correcta», y constata que los cuatro ejercicios que fueron objeto de análisis -de 2002 a 2005- pagó a la Hacienda foral 63.460 euros, cuando deberían haber sido 64.263 euros, lo que arroja un diferencial de 803,73 euros. Jauregi, cuyo entorno más cercano considera que finalmente ha podido salir «exculpado» de las graves acusaciones que recibió, deja claro, además, que todas sus viviendas estabas declaradas y que, en la declaración de IRPF complementaria que presentó tras ser nombrado candidato a diputado general, incluyó unos rendimientos inmobiliarios que supusieron, incluso, un saldo a su favor.

Un día después de que el diputado de Hacienda, Pello González, pidiera permiso a Jauregi para divulgar la inspección fiscal, el propio afectado decidió ayer difundir a todos los medios de comunicación el resultado del informe, ya adelantada ayer por este periódico, y donde, tras cuatro años de investigación, le reclama un total de 803 euros. «Tras catorce meses de angustia, ha podido demostrar lo que todos sabíamos. Que Jauregi tenía todo en regla y que no había ocultado nada ni había dejado de declarar ninguna de sus viviendas», señalaban ayer personas muy cercanas al ex candidato.

Fue el propio Jauregi quien pidió la inspección en diciembre de 2006, después de que la Cadena Ser revelara en vísperas de las últimas elecciones forales, a las que iba a concurrir por el PNV, que supuestamente no había declarado dos de sus seis viviendas ni las rentas que percibía por el alquiler de otras dos.

A raíz de la tormenta política que se desató, Jauregi renunció a presentarse a los comicios y su partido designó como nuevo candidato al actual diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano.

«El resultado de la inspección fiscal puede, por fin, limpiar la imagen y el honor de Jauregi», insistían ayer desde su entorno más cercano.

El propio burukide subrayaba ayer en un comunicado que, una «vez culminada la inspección fiscal, se concluye que mis rendimientos de trabajo declarados, así como los rendimientos mobiliarios e inmobiliarios, se corresponden con mi situación patrimonial».

Es precisamente la situación patrimonial de Jauregi la que ha estado desde febrero de 2007, en vísperas de las elecciones forales, en el ojo del huracán. Fue el propio Jauregi quien, meses antes, en noviembre de 2006, presentó una declaración de IRPF complementaria -su nombre exacto es rectificativa- donde, tras ser nombrado candidato, intentaba corregir cualquier tipo de error que pudiera tener la ordinaria de junio de 2006. Las elecciones estaban a la vuelta de la esquina y, desde el entorno de Jauregi, se asegura que el burukide no quería dejar ningún tipo de cabo suelto que fuera utilizado en su contra.

Por ese motivo, Jauregi incluyó en su declaración complementaria los rendimientos de bienes inmobiliarios de sus viviendas, ya declaradas, pero que no había incorporado en la primera declaración de junio por «algún tipo de error o descuido», siempre según fuentes cercanas a Jauregi. «La prueba es que esos rendimientos que incluyó luego suponían, además, un saldo a favor suyo», añaden.

Cinco viviendas

Según la normativa vigente entonces, ahora ya derogada, el contribuyente tenía obligación de declararar los rendimientos de bienes inmobiliarios de las viviendas que poseía. En concreto, debía pagar el 0,02% del valor catastral. En muchos casos, los gastos de la vivienda, el pago del IBI, etc. suelen provocar que, al final, sea Hacienda la que deba ingresar al contribuyente por esos rendimientos de bienes inmobiliarios. Según constató Jauregi en su nota de ayer, éste fue el caso. «Presenté una declaración para incluir los rendimientos inmobiliarios de bienes inmuebles, que estaban declarados, rendimientos que en todo caso supusieron un saldo a mi favor».

Fuentes cercanas al entorno de Jauregi, que han preferido permanecer en silencio durante todo este tiempo, señalan que «Jauregi no le dio importancia en su día a los rendimientos inmobiliarios porque sabía que le salían a cobrar. Si llega a saber la que se iba a montar....». Las mismas fuentes aluden a este aspecto para explicar la confusión sobre su patrimonio. «Nunca ha ocultado su patrimonio. En la primera declaración aparecen dos viviendas suyas y en la segunda los rendimientos de otras tres. Eso no significa que evitara declarar las tres viviendas. Desde que compras una casa, Hacienda ya dispone de esa información».

El PNV celebrará hoy en Donostia una asamblea regional extraordinaria en la que, entre otros asuntos, analizará el informe emitido por la Agencia Vasca de Protección de Datos, donde pone de manifiesto que el anterior «equipo directivo» de la Diputación, en manos del PNV, filtró los datos tributarios de Jauregi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos