Aralar analizará «en cada caso» su apoyo a una moción de censura

Exige a ANV «que se aparte de la violencia» y al resto de partidos, «el respeto a los derechos políticos»

LIDE AGUIRRE
Zabaleta y Abril, ayer en San Sebastián. [MIKEL FRAILE]/
Zabaleta y Abril, ayer en San Sebastián. [MIKEL FRAILE]

san sebastián. DV. Aralar aseguró ayer que decidirá «en cada caso» si apoya o no las mociones de censura contra ANV, y «analizará en cada momento» las decisiones que se puedan tomar sobre «la ruptura de los pactos de Gobierno que mantiene con la formación abertzale en los ayuntamientos guipuzcoanos». Exigirá, en cualquier caso, como premisa fundamental para obtener su apoyo, unos «valores éticos mínimos» ante la «conculcación de todos los derechos, en especial, de los derechos humanos».

Patxi Zabaleta y Jon Abril, coordinador y vicecoordinador de Aralar respectivamente, comparecieron ayer en San Sebastián, donde rechazaron el último comunicado de ETA e hicieron un requerimiento general a «romper con el silencio y denunciar todas las vulneraciones de todos los derechos». «Nuestra postura es muy clara», manifestó Zabaleta, «frente a ANV decimos que tenemos que defender los derechos humanos para poder defender los derechos políticos. Pero frente a otros también hay que decir que la defensa de los derechos humanos conlleva la de los derechos políticos. Atendiendo a estas dos perspectivas, tomaremos las decisiones en cada momento», indicó.

El dirigente de Aralar aclaró que no van a «excluir a priori a ningún partido», al tiempo que recordó que se han dado varios casos de personas elegidas en las listas de ANV que se han manifestado «en contra de la conculcación de los derechos humanos». Es por ello, aclaró Zabaleta, que quieren «mantener esa puerta abierta».

El líder de Aralar también abordó la cuestión práctica que afecta a la operatividad de los ayuntamientos, en el sentido de que «una moción de censura conlleva un cambio de gobierno». Y recordó que «hay que mirar la gobernabilidad, los programas específicos para el municipio en concreto».

«No se puede cambiar un gobierno en un momento dado en respuesta a una situación determinada sin hablar de cómo se va a actuar a partir del día siguiente a la presentación de la moción de censura», consideró.

Apartarse de la violencia

Los mínimos éticos exigibles a todos aquellos que quieran contar con Aralar pasan, reiteró Zabaleta, por respetar todos los derechos. De ANV «buscamos la reprobación, la condena o el rechazo a la vulneración de los mismos», sentenció «ya que lo cobarde es quedarse callado».

Para el coordinador de Aralar no se trata de emitir una palabra de condena en concreto, basta cualquiera que signifique «un apartamiento de la violencia».

Por otra parte, la formación abertzale rechazó «absolutamente» el último comunicado de ETA, que calificó de «injustificable desde el punto de vista de la justicia y de la democracia», así como «perjudicial para el conjunto de Euskal Herria, especialmente para el nacionalismo y más específicamente aún para la izquierda abertzale política».

E insistió en que «tanto la autodeterminación como los demás derechos políticos sólo se obtienen por vías exclusivamente políticas». En esta línea, acusó a ETA de haberse convertido en el «obstáculo principal» para alcanzarla en «todos los sentidos».