ANV asegura que las posibles mociones pretenden impedir un cambio de marco democrático

Asegura que no hace ninguna valoración sobre «las lecturas políticas de ETA»

Beitialarrangoitia y Pueyo, ayer en San Sebastián. [ETXEZARRETA / EFE]/
Beitialarrangoitia y Pueyo, ayer en San Sebastián. [ETXEZARRETA / EFE]

SAN SEBASTIÁN.DV. Cargos públicos de ANV aseguraron ayer que las posibles mociones de censura que se presenten en los ayuntamientos vascos para quitarles las alcaldías no responden a que esta formación no condena la violencia de ETA sino que con ellas se pretende obstaculizar el camino para «emprender un nuevo marco democrático».

La alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia, y la concejal de ANV en Pamplona, Marine Pueyo, aseguraron en una rueda de prensa en San Sebastián que las mociones de censura que se podrían plantear obedecen también al interés de que la izquierda abertzale «no esté en los ayuntamientos» para evitar su oposición a «macroproyectos» como las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV), la construcción de una incineradora en San Sebastián o de un «superpuerto» en Pasajes.

Preguntada por el hecho de que dichas mociones estarían motivadas en todo caso en su rechazo a condenar el asesinato por ETA del ex concejal del PSE Isaías Carrasco o el último comunicado de la organización terrorista en el que se amenaza a militantes socialistas, Beitialarrangoitia contestó que todo depende «si se quiere ver la realidad de una forma parcial y sesgada, o en su totalidad». «No es casualidad que se quieran presentar las mociones de censura en este momento, cuando están a punto de empezar las obras del TAV o cuando se quiere obstruir la construcción de la incineradora o el 'superpuerto'» de Pasajes», insistió Pueyo, quien aclaró que para evitar la gestión de oposición «necesitan a la izquierda abertzale fuera de las instituciones».

Las representantes de ANV no quisieron pronunciarse sobre el último comunicado de ETA y se limitaron a señalar que la organización terrorista «es un agente que da sus opiniones y hace sus lecturas políticas», según indicó la alcaldesa de Hernani, quien añadió que la postura de ANV es ya conocida.

Pueyo centró también sus críticas en el PNV y retomó las palabras del presidente del GBB, Joseba Egibar, para asegurar que la postura actual de este partido «en nada contribuye a la normalización política» y augura «un futuro desolador». Según la edil de ANV , «Egibar se ha saltado el guión establecido» al no apoyar la moción de los socialistas para desalojar a ANV de la Alcaldía de Arrasate, «pero automáticamente ha llegado una desautorización de Urkullu», que refleja «las luchas internas» de este partido, que han ido en aumento tras «el descalabro electoral» y dejan en evidencia que «el PNV quiere pactar con el PSOE cueste lo que cueste».