Juanma Lillo, nuevo entrenador de la Real Sociedad

El técnico tolosarra se incorpora al banquillo de la primera plantilla mientras Eizmendi regresa al Sanse. El nuevo entrenador realista se ha mostrado convencido de que la Real logrará el ascenso.

SAN SEBASTIÁN |DIARIOVASCO.COM
Badiola y Lillo durante la presentación del nuevo entrenador. /EFE/
Badiola y Lillo durante la presentación del nuevo entrenador. /EFE

Juanma Lillo es la alternativa que ha presentado esta tarde Iñaki Badiola para sustituir a Eizmendi como entrenador txuri urdin. La mala racha de resultados del equipo ha sido el detonante de este cambio al frente del banquillo.

Iñaki Badiola ha explicado su decisión "para no caer en una muerte dulce". El presidente realista ha asumido su responsabilidad y ha considerado que aún queda "margen de mejora" en esta plantilla. "Es lo mejor que podíamos hacer por la Real Sociedad en estos momentos", ha asegurado.

El presidente realista ha revelado que Lillo -que ficha por la Real y no por la empresa de Badiola- estaba en su proyecto de dirección deportiva, bajo la figura de Pako Aiestaran, desde el pasado mes de diciembre. Badiola ha reiterado que próximamente llegarán el nuevo director deportivo y un director de fútbol base.

Badiola ha señalado que "aún puede haber cambios en la plantilla" antes de finalizar la temporada. También ha recomendado a los jugadores de la primera plantilla que sigan las recomendaciones del equipo médico del club. "No se puede contravenir un dictamen médico sin tener un criterio propio; si dentro de unos meses no puede jugar por su decisión de no operarse ¿devolverá entonces al club el dinero invertido en él?", ha señalado en referencia a Vaughan.

Ha calificado la situación de Skoubo y la de Vaughan como "desagradables ya que buscamos tener gente que nos de un buen servicio; tendremos que buscar una solución para ambos. Es más factible una solución por la vía galesa que por la danesa".

Badiola ha asegurado que no siente que su proyecto se esté agotando ni se ve agobiado por la situación del equipo.

Juanma Lillo se ha mostrado convencido de las posibilidades de ascenso de los realistas, "no tengo ninguna duda". El entrenador tolosarra ha señalado que vuelve "a casa, y en casa hay los suficiente para lograr el objetivo. El trabajo está bien hecho, aunque se haya torcido en los últimos partidos es posible lograrlo". "Tenemos una buena plantilla, en caso contrario no habría venido", ha señalado.

El nuevo entrenador ha señalado que asume la presión que se encontrará ahora en el banquillo realista: "estamos obligados a ganar y no podremos dormirnos en ninguna excusa". También ha explicado que no ve problemas para practicar su fútbol en segunda división y en la Real.

Joserra Eizmendi vuelve al banquillo del Sanse, algo que acepta "porque ahora lo importante es que la Real ascienda a Primera División; no me siento víctima de nada". El ya ex entrenador ha reclamado el apoyo de todos para lograr el ascenso y ha restado importancia a su destitución.

La Real ha sufrido tres duras derrotas en las últimas tres jornadas de liga, cayendo ante dos rivales directos en su lucha por el ascenso como Numancia (0-1) y Sporting (1-0), y ante otro que lucha por evitar el descenso, el Racing de Ferrol (1-2). Esta mala racha ha dejado al equipo con 48 puntos, a tres puntos del Sporting, que ocupa la tercera y última plaza que da derecho al ascenso a Primera. Además, equipos como Elche, Castellón o Tenerife se han acercado peligrosamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos